viernes, 18 de septiembre de 2020

Libertin (Olivier Moon)

Ay, ay, qué desperdicio no haber leído antes esta maravilla de historia. Sabía que Olivier Moon no podía decepcionarme, pero en esta ocasión incluso confieso que ha reventado todas mis expectativas. 



SINOPSIS:
No lo vi venir. No sé si sucedió en el acto o fue poco a poco, imperceptiblemente. El hecho es que llegó y arrasó con todo: pasado y presente. Cambió mi forma de ser, mi forma de actuar, mi forma de ver y sentir la vida. Lo conocido hasta entonces quedó inservible; insignificante. Entraron en juego otro tipo de emociones y sensaciones desconocidas. Mis máscaras fueron arrancadas, una por una, hasta dejarme completamente desnudo en cuerpo, pero sobre todo en alma. No lo vi venir y no estaba preparado. A lo mejor por eso llegó con tanta fuerza e intensidad, porque estaba desprevenido. Y no es que no creyera. Solo, no entendía. Lo trajo la persona que menos pensaba. Pero me consuela saber que fue recíproco; que mi tormenta se equiparó a la suya; que ninguno de los dos saldríamos ilesos cuando todo acabara. Porque acabó, ¿verdad?

* * *

Madre mía, qué pedazo de historia. Luke es un personaje con una evolución fascinante. Se intuye desde el principio que no ha tenido un pasado fácil, y aunque su vida es un tanto desordenada, tiene bastante claro lo que quiere hacer con ella. Gracias a una amiga empieza a trabajar en una empresa que puede suponer su gran oportunidad, pero todo se trastoca cuando su jefe, Ian, parece tomarla con él, y él por su parte no hace otra cosa que meter la pata y empeorar la situación. 
Tiene momentos muy divertidos y me he reído un montón, aunque también hay muchos momentos intensos. Me han encantado los personajes femeninos, que son un gran apoyo para el protagonista, sobre todo Megan. Todos son personas muy reales, jóvenes con ganas de comerse el mundo a bocados, mucha pasión, muchas inseguridades, pero también mucha fuerza, a pesar de los golpes que la vida les ha ido encajando. Es una de esas historias en las que todo se va enredando, complicando, ves venir la catástrofe, no ves venir los sentimientos, que como en la vida real te arrollan a veces como un tren de mercancías, no te crees la suerte que tienes en algunos momentos, o la mala fortuna que puede robarte en un abrir y cerrar de ojos todo lo que llevabas años, incluso toda tu vida, tratando de conseguir. 
No quiero decir mucho porque considero que es una historia que hay que descubrir por uno mismo, sin prejuicios. En la primera parte hay una importante carga erótica, porque Luke, seamos honestos, se folla todo lo que se mueve sin apenas distinciones, siempre que encaje en sus gustos estéticos. Es un tipo guapo y con carisma, y se lo rifan. Cuando el amor entra en la ecuación se modera un poco y el tono cambia en consonancia, pero hay muchas escenas para adultos, eso sí, narradas con elegancia y perfectamente coherentes con la historia que nos está contando. Son parte de Luke y las necesitamos para saber quién es y cómo se siente. De la misma manera, cuando su vida deja de girar en torno al sexo anónimo para enfocarse en una sola persona, la novela se vuelve más intimista, y más adulta. Luke cambia para descubrir el amor y con él una parte de sí mismo que hasta entonces desconocía.
La pluma de Olivier Moon nunca deja de sorprenderme, y esta novela ha sido sin duda la mejor que ha escrito hasta la fecha (y eso que ya tenía algunas muy, muy buenas). Os la recomiendo encarecidamente. 

2 comentarios:

  1. No puedo estar más de acuerdo contigo. Es de las historias más bonitas que he leido. Y para mi, también es la mejor que ha escrito hasta la fecha y eso que todas son muy muy buenas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de saber que coincidimos, Aroa. Gracias por el comentario!

      Eliminar