jueves, 31 de diciembre de 2020

Balance del 2020

2020 está a punto de llegar a su fin, y toca despedirlo como se merece. Y aunque, con lo complicado que ha sido, estemos tentados de hacerlo de una patada en el culo, mi propósito de hoy es hacer balance y aprender, de lo bueno y de lo no tan bueno.

¡Adiós, 2020!

Empecé el año con mucha ilusión y ganas de emprender nuevos proyectos. Tras un año sin publicar nada y sin escribir gran cosa, había completado por primera vez el NaNoWriMo y confiaba en mantener un ritmo de escritura razonable y sacar adelante algún proyecto. 
Mi intención era dedicar los primeros meses del año a pulir y publicar Magia Pura, pero en marzo nos pilló la pandemia y se paralizaron proyectos, actividades y hasta cerebros. El mío estuvo dos meses funcionando al ralentí, lo confieso. No era capaz de concentrarme ni para leer, así que de escribir o corregir para qué hablar. Al menos con la desescalada y la extraña "nueva normalidad" conseguí retomar un poco los buenos hábitos, y el libro salió más o menos en el plazo previsto, antes del verano. 


Una vez terminado ese punto de mi planificación, retomé el libro que había estado escribiendo durante el NaNoWriMo, pero por un fallo tonto (por no elegir bien el narrador y darme cuenta después de 50000 palabras de que no acababa de convencerme) me pasé el verano reescribiendo. Y también puliendo y corrigiendo La Princesa de la Luna (que estaba escrito desde hacía algún tiempo ya), porque me había propuesto sacar al menos dos libros este año y quería cumplirlo. Así que en octubre salió. 


Es una novela un poco distinta de lo que he escrito hasta ahora, que sigo pensando que es mejor descubrir sin muchas pistas acerca de su contenido, y tal vez por eso, porque la sinopsis no revela mucho, ha tenido una acogida más bien discreta, si bien los comentarios hasta la fecha son bastante positivos y estoy contenta. Ya que estamos, voy a aprovechar para animaros a que la leáis, porque creo que realmente merece la pena. 


Luego llegó el NaNoWriMo, para el que ya tenía bastante trabajada la idea de una nueva novela de romance contemporáneo. Más trabajada incluso que el año anterior, así que este año también he conseguido el reto. Ahora toca terminarla y pulirla porque quiero publicarla el año que viene. Es, oficialmente, uno de mis objetivos para el 2021.


En cuanto a lecturas, mi reto de Goodreads era, una vez más, llegar a 50 libros. Aunque hasta el verano acumulaba un retraso terrible y dudaba seriamente poder lograrlo, lo hice. He bajado bastante el número de lecturas en inglés, ya que solo he incluido cuatro (dos de ficción y dos de no ficción). He incluido un par de clásicos (Mujercitas y La vuelta al mundo en 80 días), y muchos relatos y lecturas breves porque, como ya he dicho, tuve una racha bastante mala de falta de concentración con el confinamiento. Por suerte, durante el verano recuperé el ritmo y al final incluso he leído algunos libros bastante largos, cosa que durante la primavera no me podía ni plantear. He descubierto algunas plumas nuevas, disfrutado de otras que ya sé que me gustan y, en resumen, ha sido un buen año de lecturas, a pesar de las circunstancias. 



En fin, ahora toca planificar el 2021 y confiar en que las cosas vayan volviendo a una normalidad más parecida a la que teníamos antes, o al menos con menos altibajos, menos miedo y menos incertidumbre. 
Por el momento, yo voy a repetir mi reto de lectura de 50 libros, que sé que es una cifra accesible para mí, y pretendo también publicar al menos dos libros el próximo año. Uno de ellos ya está terminado y a falta únicamente de la última revisión, y el otro no he decidido aún cuál será, aunque estoy en ello. Es el momento de ir terminando proyectos a medias y avanzando. Siempre hay que seguir avanzando.
También pretendo incluir entre mis lecturas algún manual de escritura. Entre los blogs para escritores que suelo leer he descubierto auténticas joyas, y este año pienso aprender mucho. Al fin y al cabo, el conocimiento es lo único que nunca, nadie, nos podrá quitar.

¡Feliz 2021!


martes, 29 de diciembre de 2020

Mis mejores lecturas de 2020

Ha sido un año difícil, todos estamos de acuerdo en eso. Eso en mi caso tuvo una desagradable consecuencia a partir de marzo, y es que durante un tiempo me costó horrores leer. No era capaz de meterme en ninguna historia y ni siquiera tenía ganas de coger un libro. Por suerte, conseguí salir del bache a base de lecturas cortas y ligeras, y a partir del verano recuperé el ritmo. 2020 ha sido realmente un año para olvidar, pero me ha dejado grandes lecturas, algunas diría incluso que inolvidables. Vamos allá con un ranking de las que más he disfrutado. Me ha costado decidirme pero al final he elegido estas:

10. PARÍS PUEDE ESPERAR, de Marisa Sicilia


Un relato cortito pero que me vino genial leer en el momento que estábamos pasando. Porque me hizo ver que, a pesar de todo, de la incertidumbre y del miedo, con amor y paciencia podemos con casi todo, y París puede esperar, como muchas otras cosas que este año han sido diferentes y lo seguirán siendo aún por un tiempo. 
Podéis leer la reseña completa AQUÍ.

9. PLAYBOY POR HERENCIA, de Noa Xireau

Una historia preciosa, divertida y llena de pasión, con unos personajes que poco a poco van dejando ver que son mucho más de lo que aparentan en la superficie. Aunque prima el tono de comedia, las inseguridades y miedos más profundos de los protagonistas le dan un fondo muy especial a la historia. Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

8.HARRY WOLF, de Laura Sanz

Una historia íntima, intensa, condicionada por la ansiedad y el miedo pero también por la ilusión y la esperanza, y llena de ternura. La disfruté especialmente por sus guiños a los ochenta y, sinceramente, me impactó. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

7.DONDE EMPIEZAN LOS SUEÑOS, de Lisa Kleypas

Esta ha sido una de mis últimas lecturas del año, y mi primera experiencia con una autora de la que había oído hablar mucho, pero a la que aún no tenía el gusto de conocer. De entrada me gustó que los protagonistas fueran tan diferentes en su origen, educación y forma de conducirse. Tiene un poco de humor (en el fino y peculiar estilo de su protagonista masculino, sobre todo), bastante tensión, romance, pasión y ternura. Un gran cóctel para una bonita historia. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

6.LA VUELTA AL MUNDO EN OCHENTA DÍAS, de Julio Verne


Siendo esta una historia que todo el mundo conoce (por películas y dibujos animados, quiero decir), la verdad es que me sorprendió bastante y de forma muy grata. Los personajes son bastante distintos de la idea que yo tenía de ellos y me fascinaron de la primera a la última página. A pesar de conocer de antemano el final, me enganché de inmediato, y disfruté mucho de esta preciosa aventura tan bien contada. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

5.EL ÚLTIMO BAILE, de Marisa Sicilia


Una historia que empecé sin saber muy bien qué iba a encontrarme porque ni la portada ni la sinopsis dejaban entrever gran cosa. Y me fascinó. Es un magnífico ejemplo de cómo se puede odiar a los personajes de un libro casi como si fueran reales, a causa de unos errores de juventud que casi les cuestan la vida y la felicidad, y luego amarlos por su evolución, por la forma en que maduran y se redimen, por todo lo que son capaces de hacernos ver y sentir. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

4.MUJERCITAS, de Louisa May Alcott


Un libro que leí de niña (en una versión juvenil, no la íntegra que he leído ahora) y que me encantaba y he visto incontables veces en distintas versiones cinematográficas. Aun así, los personajes me han seguido sorprendiendo con nuevos matices, y con la evolución de cada uno de ellos. Tanto el prólogo como las referencias históricas que se incluyen en la edición facilitan ver el contexto de la novela y me han ayudado a disfrutarla aún más. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

3.EL SECRETO DE LADY SARAH, de Paola C. Álvarez


Una gran sorpresa de novela que me tuvo en ansia viva por terminarla. Su protagonista, a pesar de su juventud y su aspecto frágil, es una superviviente. La forma en que irrumpen uno en la vida del otro, un auténtico cataclismo que pone patas arriba todo lo que conocían hasta ese momento. Tiene momentos duros, pero os aseguro que merece la pena. 
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

2.LIBERTIN, de Olivier Moon


Esta historia sí que no me la esperaba. Ambos protagonistas tienen una evolución fascinante, pero sobre todo Luke, que es un personaje lleno de claroscuros, frívolo en apariencia, un poco caótico, divertido, apasionado y frágil. Del erotismo un tanto descontrolado de la primera parte pasa con fluidez a una segunda parte más intimista y más adulta, con un desenlace emocionante y perfecto que me enamoró.
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

1.LE LLAMABAN BRONCO, de Laura Sanz


Una novela ambientada en el viejo oeste con dos protagonistas separados por tantas cosas que se diría que no tienen nada en común. Y es cierto que no hay mucho que los una, pero también que la atracción y la química entre ellos son brutales, y que comparten un anhelo que sí puede ser suficiente para sentar las bases de toda una vida juntos si consiguen superar todos los obstáculos que la vida les va poniendo por delante. Es una historia llena de pasión, odio, amor, dolor y esperanza, y una gran lectura que me dejó con ganas de más.
Podéis ver la reseña completa AQUÍ.

¿Habéis leído alguno (o algunos) de estos libros? ¿Están también entre vuestras lecturas destacadas? Si es así (o no, pero os llaman la atención) me encantaría que me dejarais un comentario. 
¡Nos leemos!

lunes, 28 de diciembre de 2020

Una navidad desastrosa (Noa Xireau)

Después de todo lo que he leído ya de esta autora, sabía más o menos el tipo de historia que podía encontrarme, y aun así me ha sorprendido. Es cierto que el tema navideño no es lo que destaca en ella, a pesar de estar ambientada en Navidad. Sin embargo, todos sus protagonistas tienen muy presente lo que estas fechas significan para ellos. 



SINOPSIS:
No hay mal que por bien no venga, o eso decía su abuela. Karla no lo tenía tan claro.
Enamorarse de Blake Cooper fue un error. Seguirle hasta su rancho en Tennessee fue su segundo error. Aceptar la apuesta de los hermanos Cooper el tercero.
¿Puede existir un final feliz para una historia que comienza con un desastre?
Bienvenido al invierno más caluroso de los últimos años, a este lado del hemisferio.

* * *

No es que lo que le ocurre a Karla se pueda definir como una Navidad desastrosa, la verdad, pero la chica es que se lanza de cabeza y sin paracaídas a un lío épico, para una vez que decide superar sus complejos y coger el toro por los cuernos. Y es que no sabe que el objeto de su deseo, Blake Cooper, tiene dos hermanos tan sexis como él y casi igual de peligrosos. Con tres hombres guapos peleando por sus atenciones, la pobre Karla tiene entretenimiento para rato. Lo malo (o quizás no tanto, según se mire) para ella es que los tres hermanos se entienden muy bien. Y se complementan, porque los tres son diferentes y lo que le falta a uno, es lo que más destaca en otro. Así se encuentra en la disyuntiva de tener que elegir a uno... o quedarse con los tres. 
No soy muy fan de las historias de poliamor y, aunque no negaré que la decisión es difícil porque los tres son una auténtica tentación, mi decisión estaba tomada casi desde la primera escena con ÉL. Que por supuesto, no os diré quién es, jajaja... Leedlo, juzgad por vosotras mismas y decidid con quién os quedaríais (o si os animaríais con un 3x1). Confieso que, tras mi elección, he leído todos los otros finales posibles, y todos son perfectos. Cierto es que me han pillado un poco desentrenada porque hace tiempo que no leo romances de dominantes (que no es el caso, aunque a Blake sí se le ve un poquillo el plumero porque tiende a ser un pelín mandón), y había ratos en que los hermanos se ponían en plan cabroncete con la pobre Karla y la sangre se me alteraba un poco y me daban ganas de gritarles que los mandara a freír espárragos. Que por supuesto ella no hace nada que no quiera, pero en más de una ocasión se pasean peligrosamente por el límite de su aguante, y mi vena vengativa exigía un poco de revancha.
Noa maneja muy bien este tipo de historias y tiene un erotismo elegante, incluso en las escenas un poco gamberras. Sus personajes, aun con defectos e inseguridades, son dulces y apasionados a partes iguales, y es imposible no enamorarse de ellos. Os animo a darles una oportunidad.

sábado, 26 de diciembre de 2020

Un pequeño error (Noa Xireau)

Tenía pendiente todavía leer esta novela de mi querida Noa Xireau, y cuando vi que iba a estar en Prime Reading, aproveché la ocasión. No me ha decepcionado en lo más mínimo.


 SINOPSIS:
Algunos días no deberían existir. Cualquiera que se encontrara en el pellejo de Bea pensaría lo mismo. ¿Cuántas probabilidades hay de que la Administración cometa un error tan grave que envíe tu vida y tu estabilidad al garete? ¿Y de que te toque precisamente a ti? ¿Y qué es lo peor de todo? Que quien tiene que demostrar que fueron ellos los que metieron la pata eres tú —¿quién si no?—.
Jodido, ¿verdad?
Viuda, con un bebé al que mantener y sin trabajo, a Bea no le queda otra que pedirle a su cuñado, Theron Mitros, que la ayude a deshacer el entuerto. No sería nada del otro mundo, si no fuera porque nunca le cayó bien a Theron, porque este vive en Creta y… porque le está ocultando algo.


Una novela romántica tierna, de segundas oportunidades, seducción, pasión y un secreto que lo cambiará todo.

* * *

Bea es una mujer común y corriente, con un bebé de pocos meses, que acaba de enviudar y empieza a pasar apuros económicos. Para colmo descubre que su marido, con quien se casó en régimen de separación de bienes, no le ha facilitado precisamente las cosas, y se ve obligada a recurrir a su cuñado, a quien apenas conoce y del que tiene una opinión nefasta. 
Es una protagonista con un perfil bastante habitual en la autora, con la que en cierto modo es fácil identificarse, que además, teóricamente tiene muy mala suerte. Y digo teóricamente porque ¡madre del amor hermoso con el cuñado! ¡Es que no tiene desperdicio!
Vale que es asquerosamente rico, un poco prepotente, y también algo malencarado, pero se le perdona rápido porque enseguida se vuelca en cuidar de su cuñada y del  bebé. A pesar de su aparente frialdad, no tarda mucho en vérsele el plumero, vaya. 
Me ha gustado mucho la trama de enredo, con toques de comedia pero un trasfondo que en realidad no deja de ser bastante dramático. He entendido las dudas de Bea, sus miedos, su recelo por Theron, y el dolor detrás de lo que va descubriendo. Tiene momentos muy bonitos, algunos también muy apasionados, y otros divertidos. Tiene un poco de todo. Es una lectura ligera pero con sustancia. Y me ha encantado el final. Sin duda, tenéis que leerla. 

miércoles, 23 de diciembre de 2020

Donde empiezan los sueños (Lisa Kleypas)

Compré esta novela hace ya como tres años, si mal no recuerdo aprovechando un Kindle Flash. Suelo hacerlo cuando leo recomendaciones entusiastas de gente en cuyo criterio confío, y esta vez tampoco me equivoqué. La tenía ahí esperando y ahora, nada más cumplir mi reto de lecturas de 2020, por fin le tocó el turno.




SINOPSIS:
Londres, 1830. Lady Holland Taylor lleva tres años de luto por la muerte de su esposo George Taylor, a quien admiraba y amaba con todo su corazón. Aunque ella no quiera hacerlo es el momento de seguir adelante sin la persona con la que imaginó que pasaría el resto de su vida, y el baile de lady Bellemont es el evento escogido para reaparecer en sociedad. No obstante Holly no puede soportar estar allí sin George y huye a un sitio más tranquilo a esperar su carruaje, donde se encuentra con un desconocido que no sólo le roba un apasionado beso sino que además despertará en ella el deseo de volver a poner en funcionamiento su vida.
Zachary Bronson es rico y poderoso, pero no es un caballero y toda la alta sociedad lo sabe; no sólo porque por todos es conocido que sus orígenes son humildes, sino porque Zach gozará de dinero y poder, pero no así de modales ni buen gusto. Cuando bese a la inocente y hermosa lady Holland en la oscuridad confundiéndola con otra persona, Zach habrá encontrado un nuevo reto que superar. ¿La excusa para tenerla a su lado? Que les enseñe a él y su familia a comportarse con clase y elegancia. No obstante, el amor que irá sintiendo por ella le impedirá soñar con algo más que una relación de amistad por el bien de la propia lady Holland.
¿Serán capaces ambos de encontrar el camino a donde empiezan los sueños? 

* * *

Holly es una protagonista de las que suelo considerar "suicida", porque desde el primer encuentro con Zach es evidente que si se acerca a él a menos de dos metros está perdida. Y no solo decide acercarse, sino que acepta un empleo como tutora de su familia para enseñarles a comportarse en sociedad, para lo cual deberá trasladarse a vivir bajo su  mismo techo. Se convence a sí misma de que el motivo de aceptar una oferta tan peculiar, que puede dar al traste con su prestigio social y hasta con su reputación, no es otro que el poder asegurar el futuro de su hija, y el suyo propio, aunque la verdad es que la aventura la llama a gritos. Aunque ha vivido tres años de sentido luto por su esposo, no tolera bien seguir recluida en casa de la familia de este, someterse a sus decisiones y depender económicamente de ellos, más aún cuando su situación no es realmente boyante. Es por eso que se engaña a sí misma para aceptar la tentadora oferta de un hombre que ya es una tentación en sí mismo.

Zachary Bronson es un libertino de manual, que además no tiene educación, ni clase, ni linaje, ni filtro. Solo tiene mucho dinero, un cerebro privilegiado, y un tesón y una ambición a prueba de bombas. Y un cuerpo que nada tiene que ver con los elegantes (y escuchimizados) nobles a los que ella está acostumbrada, y unas maneras que quedan muy lejos de las que una dama suele apreciar. Y muchas otras habilidades ocultas que, a pesar de que al principio la escandalizan, finalmente no tiene más remedio que agradecer, como no podía ser de otra forma.

Es una pareja con mucha química, muy diferentes a primera vista, pero en el fondo perfectamente compatibles. La autora maneja muy bien la tensión dramática porque en algún momento me he puesto realmente nerviosa pensando que lo iban a echar todo por la borda, y también me he divertido mucho con el fino sentido del humor tanto de Zachary como de su hermana Elizabeth, que me ha regalado grandes momentos. También la pequeña Rose, la hija de Holly, tiene un gran peso en la historia y será quien saque a la luz el lado más tierno de Zach. 

Ha sido una experiencia muy grata y he disfrutado mucho de la pluma de esta autora, así que confío en volver a leer pronto alguna otra novela suya. Acepto sugerencias. 

domingo, 20 de diciembre de 2020

Navidad contigo (Penelope Plume)

Me llamó la atención este título porque irremediablemente me recordó a "Entrenar contigo", de Manuela Pigna, que leí hace un tiempo y fue una grata sorpresa. Cuando empecé a indagar, descubrí que no solo es obra de la misma autora (con nuevo seudónimo), sino que los protagonistas son los mismos que en aquella que tanto me gustó. De cabeza a leerlo, por supuesto.



SINOPSIS:
Las fiestas navideñas con Olly y Andrea, los personajes de Entrenar Contigo!!
Este año la Navidad de Olly y Andrea es un poco diferente.
Han pasado tres años desde aquel ansiado momento en el que se declararon sus sentimientos en mitad de la calle, y hay muchas novedades.
Por ejemplo, que últimamente Andrea se comporta de manera extraña, ¿qué esconderá?
Entre secretos por descubrir, horrendos regalos y vin brulé se celebra la Navidad junto a todos los personajes ya conocidos de Entrenar Contigo más alguno nuevo, en una cafetería perfectamente decorada para la ocasión.

* * *

En tres años algunas cosas cambian mucho y otras no tanto. Recordaba la historia y a los personajes, aunque no al detalle, pero ha sido empezar a leerlo y todo ha vuelto tan vívido como cuando lo leí. 
Olivia, después de todo ese tiempo al lado de un chico tan maravilloso como Andrea, sigue teniendo sus pequeñas inseguridades, y eso será lo que esté a punto de amargarle las navidades. Aun así, me ha alegrado comprobar que ha suavizado un poco su carácter. Hay momentos muy divertidos, sobre todo de la mano de algunos secundarios que son un verdadero lujo. Me ha durado muy poquito, me lo he pasado muy bien, he soltado algún que otro suspiro, les habría dado tanto a Olivia como a Andrea alguna que otra colleja (a Olivia alguna más que a él, todo hay que decirlo) y, en fin, me ha dejado un estupendo sabor de boca con un final no realmente sorprendente pero sin duda perfecto para la historia. 
Absolutamente recomendable. 



domingo, 13 de diciembre de 2020

Le llamaban Bronco (Laura Sanz)

 Me he demorado bastante en leer esta historia aun sabiendo que el estilo de Laura Sanz no defrauda, pero quizás fuera porque las historias del oeste quedaban muy lejos en mi memoria, en aquellas tardes de sábado de mi infancia en las que la única película disponible era en el 99% de las veces de guerra, de romanos, de piratas o de vaqueros. Ha sido todo un placer recuperar esos recuerdos con una historia que transporta directamente al viejo oeste. Y estoy deseando leer también la de Rico porque creo que lo va a hacer aún más. 


SINOPSIS:

Texas, 1868
Rose Randolph vuelve al rancho familiar tras haber pasado los últimos años en Chicago. Las ilusiones que tenía puestas en su retorno al hogar se ven pronto truncadas al descubrir que su padre la ha hecho regresar para casarla con un desconocido. Su tristeza y desolación se verán mitigadas por la presencia de un atractivo e inaccesible vaquero que trabaja domando mustangs salvajes a las órdenes de su progenitor, por el que se sentirá irremediablemente fascinada. Gabriel Salas, el hombre con nombre de arcángel, al que todos llaman Bronco.
Bronco Salas no lo ha tenido fácil en los últimos tiempos. Trabaja en Las Claritas, uno de los ranchos más prósperos de la zona, mientras espera poder cumplir una promesa que le hizo a su familia, por la que ha empeñado su vida y su futuro. La llegada de la hija mayor de su arrogante patrón le supone un contratiempo con el que no había contado. Aun a sabiendas de que cualquier relación con la señora Randolph está destinada al fracaso, y que permitirse caer en la tentación que esa mujer personifica sería un gran error, no puede evitar sentirse atraído por ella.
Ciertas historias de amor están condenadas a no suceder, otras, aun pareciendo imposibles, están escritas en el destino desde el principio. La de Gabriel Salas y Rose Randolph es una de ellas…

* * * 

Ya en las primeras páginas se muestra con toda crudeza la historia de Bronco y el porqué de su forma de ser, un tanto hosca y retraída. Es un personaje atractivo sin duda alguna, y no me extrañó lo más mínimo que, a pesar de los desaires y las malas contestaciones, Rose cayera con todo el equipo en apenas unos días. Que sí, es odioso, pero ella ha tenido una vida tan triste y anodina que es una tentación demasiado grande para resistirse a ella. 
Bronco se deja llevar en un principio por la primera impresión que da Rose, y que no es otra cosa que una fachada para ocultar su sufrimiento y su vulnerabilidad. Es una mujer que ha sido menospreciada, insultada y ninguneada, y eso ha hecho estragos en su autoestima. Pero, a pesar de todo, se niega a quebrarse, y por eso aparenta una frialdad y una altivez que están lejos de ser reales pero ponen distancia entre ella y nuevas posibilidades de resultar herida. Me ha gustado mucho su evolución, porque si bien al principio parece resignada a más de lo mismo, por Bronco acaba abriendo los ojos y atreviéndose a querer más. Aunque claro, para su orgulloso (y odioso) padre, él es lo peor de lo peor, no solo porque es un simple peón del rancho, sino porque además es mexicano y mestizo. El conflicto de la diferencia social elevado a la máxima potencia.
Los secundarios también me han gustado mucho, sobre todo la pequeña María, tan adorable, los mexicanos que tan bien cuidan de Rose, desde los criados de su padre hasta la familia de Bronco; los hermanos de Rose, con los que ha perdido toda relación y que sin embargo pronto le hacen un hueco en sus corazones; también Rico, que promete mucho y por tanto pronto me animaré con su historia. Por supuesto hay otros a los que odié con toda mi alma (sí, es una historia muy pasional y yo me tomo esas historias muy a pecho) y que me hicieron sufrir mucho. La ambientación es fantástica, los diálogos, ágiles y perfectamente trabajados. Me encanta cuando Gabriel y Rico hablan entre ellos con sus expresiones y vocabulario tan característicos que me parecía estar escuchándolos, con acento y todo. 
Es, en fin, una magnífica historia llena de pasión, de amor, de dolor y de esperanza. Otro gran acierto de la deliciosa pluma de Laura Sanz que os animo a descubrir. 



martes, 8 de diciembre de 2020

Diez días para año nuevo (Carmen Amil)

 El año pasado ya leí otro libro de la misma autora, Diez días para Navidad, cuyos protagonistas son secundarios de este. Tengo un buen recuerdo de aquella lectura, así que este año tocaba continuar con Diez días para año nuevo. 


SINOPSIS:
Eli ha roto con su novio y todo le recuerda a él. Por eso, acepta la proposición de su amigo Caleb para pasar las fiestas en la casa rural de su hermana, lejos de cualquier cosa que le haga pensar en Dani.
Caleb tiene diez días hasta Año Nuevo, el día que Eli se va, para conseguir que ella se olvide de su ex.
Juntos, redescubrirán las navidades de una forma muy distinta a lo que están acostumbrados.
«Un libro para leer en una tarde, que te llevará de vuelta al espíritu navideño de Christine y Jaime».

* * *

La verdad es que Eli me ha parecido desde el primer momento una protagonista muy divertida, un poco caótica pero por eso mismo con un gran potencial. Caleb es un amor y desde el minuto cero se ve que tiene mucho más en común con ella que Dani, así que mi apuesta era clara. Pero hay tantos secundarios en esos días festivos metiendo baza, que cabía esperar cualquier cosa. Me ha gustado mucho el tono desenfadado de la historia, los momentos divertidos, los nostálgicos, los románticos y el espíritu navideño, que lo hay a raudales, como tiene que ser. 
Es una lectura rápida, divertida y muy festiva, perfecta para esta época del año. Sin duda la recomiendo. 

sábado, 5 de diciembre de 2020

Amarás a un extraño (Kathleen Woodiwiss)

 La verdad es que ni recuerdo cuánto tiempo llevaba este libro en mi Kindle. Me daba pereza leerlo porque es bastante largo, pero guardaba buen recuerdo de algún otro que leí hace años de la misma autora, y al final he decidido ponerme con él. Madre mía, qué forma de engancharme. No me ha durado nada. 



SINOPSIS:
Para el apuesto Asthon aquella mujer milagrosamente reencontrada era su adorada Lierin, la esposa perdida en un accidente de navegación, la mujer que le había enseñado el arrebato del amor verdadero en una breve luna de miel cruelmente interrumpida. Sin embargo, para otro hombre, aquella mujer era Lenore, la esposa que él había arrastrado a través de una pesadilla de oscuras pasiones y muerte. ¿Quién era en realidad aquella mujer subyugante que, confundida y temerosa, no recordaba su propia identidad y mucho menos la de los dos hombres que se la disputaban en calidad de maridos?...
Amarás a un extraño es una novela de pasiones encendidas y obsesiones inconfesables, magníficamente ambientada en el siglo XIX en una mansión sureña de Estados Unidos.

* * * 

Lo confieso, las historias con protagonistas amnésicos me encantan. Hay tantas posibilidades tras su falta de recuerdos que me mata la curiosidad. En este caso, tras apenas unas pinceladas a brocha gorda, ya que no sabemos muy bien quién es la persona que protagoniza los hechos, nos encontramos a una mujer que no recuerda nada, pero se despierta en casa de un hombre atractivo, protector y cortés que asegura ser su esposo. 
Es comprensible la reticencia de Lierin a aceptar sin más quién le dicen que es, aun cuando su supuesto marido es un amor, y se ve que está loco por ella. Pero cuando Malcolm aparece diciendo que ella no es Lierin, sino su hermana gemela, Lenore, todo es confusión. Por una parte, es tarde, porque sus sentimientos por Ashton ya se han descontrolado, pero por otra, necesita averiguar la verdad antes de tomar una decisión. Y en el fondo sabe que no puede simplemente liarse con su cuñado y ya está, si ella resulta no ser quien Ashton cree. Las convenciones sociales aún pesaban mucho en esa época. 
Me han gustado mucho los protagonistas, tanto Ashton como Lierin. Él es un hombre justo, capaz, con ese puntito de chulería al defender lo que es suyo que tanto juego da. Y además atractivo, masculino, apasionado y dulce. Vamos, un chollo despertarse casada con alguien así. 
Por otra parte Malcolm es de los que ponen los pelos de punta desde el minuto cero. No me extraña que ella sea reticente a creerle y marcharse con él. Desentrañar el misterio se lleva buena parte de la trama, pero entretanto, las provocaciones y las broncas entre ambos hombres son épicas. 
Y ella es una protagonista confundida pero inteligente y con carácter, capaz de pararles los pies cuando tratan de avasallarla, y de ponerlos en su sitio. A mí la verdad es que se me habría ocurrido hacer alguna que otra averiguación que a ella no (y por eso se mete en el lío que se mete), pero bueno, se le puede perdonar por las dolorosas circunstancias en que se encontraba. En general, me ha convencido. 
Por ponerle un par de peros a la novela, tengo que decir que sobre todo al principio, he notado que pecaba de un exceso de adjetivos que hacía la lectura un tanto farragosa. Luego supongo que ya me acostumbré y no me chirriaban tanto, pero ahí estaban. Y, algo que me parece más triste, la corrección es bastante defectuosa. Hay un montón de puntos a los que sigue una palabra en minúsculas. Tantos que acabé por mirar si era una edición libre o vete tú a saber qué. Pero no, está publicado por una editorial que pertenece a un gran grupo editorial. La verdad es que detalles así estropean una buena lectura, y es una pena. 
A pesar de todo, si os gusta la romántica histórica, os animo a leerla. Especialmente si os gusta como a mí el tema de la amnesia. Que la novela esté además ambientada en el Sur de Estados Unidos en una época en que aún había esclavitud, ha sido un punto a favor, porque no he leído muchas así antes. Me ha sorprendido. 
Ya me contaréis si alguien más se anima a leerla. 

jueves, 3 de diciembre de 2020

Wild Heart (Tiffinie Helmer). Serie Alaska Wild Nights #1

El año pasado ya leí algún otro libro de esta autora y la verdad es que me gustó mucho, así que este año me he animado con otro. La sinopsis parecía lo suficientemente interesante así que me lancé. Y tampoco me ha defraudado. 




SINOPSIS:
A new series from USA Today Best Selling Author Tiffinie Helmer
Welcome to Heartbreak, Alaska, where if Alaska doesn’t break your heart, the women here will.
Two crafty, scheming, matchmaking fathers are through waiting for their bull-headed children to settle down and get married. In what they’ve termed, ‘Operation Offspring,’ they conspire to bring their son and daughter together.
After spending ten years traveling the world, Ashworth Bleu is suddenly called home by his father, who is suspiciously sick, knowing he’ll finally have to face her. The woman he’s spent a decade trying to forget. The woman who broke his heart.
When her mother died leaving Sorene Wilde to step in and help her heartbroken father raise her six younger siblings, Sorene sacrificed her happiness by cutting her high school sweetheart loose so he could chase his dreams. Now Ash is back, bringing with him desires she’d long thought buried and a demand for them to marry. But does he really want her, or want to fulfill his father’s dying wish? 

* * * 

Las historias de un primer amor que se torció pero nunca se ha superado tienen algo especial. En este caso, Sorene y Ash se separaron porque al morir la madre de ella, tuvo que ocuparse de la crianza de sus numerosos hermanos menores, y llevó la tarea hasta tal extremo que dejó su vida al margen, y con ella a Ash. Un malentendido y una pelea hicieron el resto, y años después, se reencuentran porque sus padres, amigos íntimos, urden un plan para que Ash vuelva, tengan que trabajar juntos y, con suerte, la chispa vuelva a prender. 
Me han gustado mucho los tejemanejes de los padres, las bellas descripciones del paisaje de Alaska, y sobre todo la química entre los protagonistas. Es una historia deliciosa, muy amena y bien contada, y que se disfruta de principio a fin. Una vez más, si leéis en inglés, os animo a darle una oportunidad.