lunes, 31 de agosto de 2015

Lecturas del mes (agosto 2015)

Se acabó agosto y aquí vengo con las lecturas de un mes que empezó con quince días de vacaciones y por tanto con muchos libros en la maleta y en el kindle.

30. AMAR UNA SOLA VEZ, de Johanna Lindsey

Me encanta Johanna Lindsey. Es una de las primeras autoras de romántica que leí, allá por los 17 años, cuando descubrí mi pasión por este género, y no suele defraudarme. Encontré este libro tirado de precio en el hipermercado y no pude resistirme. Era una lectura perfecta para las tardes de verano en la piscina.
Me ha gustado mucho esta introducción a la serie de la familia Malory. Tiene una protagonista con carácter, poco consciente de su belleza, inteligente, fuerte y orgullosa, rodeada de una familia de hombres protectores en la que no falta un prometedor calavera y hay ¡hasta un pirata! El protagonista masculino no se queda atrás: testarudo, mujeriego, seductor, y por supuesto, en el fondo un hombre bueno y noble con algún que otro secreto, como se supone que debe ser.
Puede que este tipo de libros sean en cierto modo previsibles, pero yo los disfruto muchísimo. Además, en este caso me he encontrado algún que otro giro que no esperaba, junto con otros de esos que se ven venir y se disfruta la anticipación hasta que las sospechas se confirman. Ya tengo el segundo de la saga preparado, espero poder seguir aprovechando la piscina para cogerlo pronto...

31. AMANTE CONFESO, de J.R.Ward

Otro más de la Saga de La Hermandad de la Daga Negra, en este caso el IV, y uno que me ha sorprendido especialmente, todo hay que decirlo. No pensaba yo que la historia de Butch y Marissa fuera a ir por esos derroteros y menos aún que acabara como acaba. Me ha tenido enganchada a sus páginas hasta las tantas cada noche hasta que lo he terminado (bendito libro electrónico que me permite leer de noche sin molestar demasiado).
Es un placer ver a los protagonistas de los libros anteriores en acción. Adoro descubrir más de los personajes que aún se empiezan a mostrar y se ve que van a dar mucho juego, como John y Rehvenge, por ejemplo. Me ha encantado la evolución de Marissa, pero sobre todo he valorado mucho que Butch no haya dejado de ser él mismo en ningún momento, a pesar de todo lo que tiene que enfrentar. Eso sí, me ha dejado un poco... rara la relación entre Vishous y Butch una vez que este se empareja con Marissa. La verdad es que a ratos no podía estar más de acuerdo con alguna opinión que había leído al respecto y que señalaba que en esa ecuación... probablemente sobraba Marissa. Además, es que adoro al personaje de Vishous, y el tándem que forma con Butch es simplemente perfecto.
Por otra parte... es que creo que los voy a adorar a todos, jajaja.
En fin, creo que voy a seguir a buen ritmo con los siguientes. Esta, sin duda, es una serie que hay que leer casi de corrido una vez que se empieza. Al menos a mí, el cuerpo me lo pide. 
¡Y a mí que no me decían nada las novelas de vampiros!

32. AMANTE DESATADO, de J.R.Ward

No tardé ni un día en coger este libro tras acabar el anterior. Le tenía muchas ganas a Vishous. La verdad es que me ha gustado mucho, como todos, sin embargo, la lectora quisquillosa en mí le ha sacado algún "pero".
Bueno, para empezar, diré que Jane me ha gustado mucho porque es una protagonista poco común para una novela como esta, o eso creo. Quizás Mary, la pareja de Rhage, ya iba en esta línea, pero al menos yo tengo la sensación de que tienden a ser mujeres con una belleza muy femenina, que llaman mucho la atención. En este caso se trata de una mujer inteligente, fuerte, con una prometedora carrera, pero que era el patito feo de su familia y ¡tiene el pelo corto! Parecerá una tontería, pero en según qué protagonistas, a mí me choca. Y me gusta llevarme sorpresas de este tipo.
La historia de Vishous por fin se revela en este libro, y he de decir que me ha parecido perfecta. Es dura, y va dejando entrever poco a poco los secretos que tan bien guardados mantenía el protagonista desde el principio. Consigue perfectamente captar y mantener el interés del lector. No obstante, hay algo que no me ha convencido en absoluto y es la forma en que la autora resuelve el desenlace. Estoy de acuerdo en que es una opción pero no es la que yo hubiera elegido, y no digo más para que no os pase como a mí, que vi por casualidad en facebook un post de alguien que lo acababa de terminar y en un comentario una persona (con muy poca vista, o al menos muy poca consideración) destripaba el final sin cortarse ni un pelo  con una frase del tipo "lo que no me gustó fue que acabara ASÍ Y ASÍ". A ver, lectores emocionados del mundo, ESO NO SE HACE. Si acaso, se pone en grande la palabra SPOILER para que no ocurra lo que me pasó a mí. Es una faena que te destripen un final o un aspecto importante de un libro. ¿Cuesta tanto morderse un poco la lengua? Un hilo de facebook no es como una conversación en privado con tu amiga que acaba de leer el mismo libro que tú. En privado se disecciona el libro de arriba abajo y no pasa nada, porque puedes asegurarte antes de que todos los involucrados en la conversación lo han leído, pero en las redes sociales es como vociferar en el metro: se puede enterar cualquiera y a más de uno puede que no le apeteciera saberlo.
En fin, superado el berrinche, tengo ya cargado el siguiente en mi e-book...

33. JUEGO DE TRONOS, de George R,R.Martin (Canción de hielo y fuego-1)

Este no es un libro de los que yo suelo leer, todo hay que decirlo. Me gusta la fantasía épica, pero hace tiempo que no leo nada de este género, sin embargo, tenía curiosidad. Aclararé que no he visto ni un solo capítulo de la serie, porque me apetecía leer primero el libro, por lo tanto. aunque tenía una imagen de casi todos los personajes (al menos de los más famosos) por cortesía de los actores que los encarnan, no tenía apenas idea del argumento.
Me gustó el comienzo, aunque al pillarme desentrenada en fantasía épica, me costó un poco adaptarme al ritmo, y sobre todo a las descripciones y a esa forma de hablar de seres, materiales y lugares que en realidad solo existen en la imaginación del autor como si todo el mundo supiera exactamente de qué se trata. En ese sentido debo reconocer el mérito de George R.R.Martin porque más de una vez me hizo dudar si alguno de esos términos era real o no, ya que no se molesta en explicar la mayoría de ellos. Una vez asumido eso, me costó menos meterme de lleno en la historia y seguir leyendo.
Aclararé que leí algo menos de la mitad el verano pasado, y lo he retomado este año al volver a la piscina. En invierno no me apetecía, así de claro. Es un libro denso, intenso, violento y en ocasiones demasiado oscuro para mi gusto. Enseguida comprendí la fama que tiene su autor, de cargarse hasta al apuntador. Probablemente hay al menos una muerte por capítulo, si no dos o más. Hubo quien apostó a que no me enteraría de nada si no lo leía todo seguido, sin interrupciones y sin alternarlo con otras lecturas. Pues sí, me enteré. Puedo presumir de una memoria razonablemente buena y de una capacidad notable de meterme en las historias incluso aunque esté leyendo más de una al mismo tiempo. Podéis echar la cuenta de cuántos libros he ido leyendo mientras avanzaba con este, y de hecho, probablemente lo habría dejado en las primeras cien páginas de haber tenido que leerlo como me recomendaban. No digo que no se pueda, pero yo no leo para sufrir, y para mí, habría sido una agonía leerlo así.
Hay poco que se pueda contar sin fastidiarle la historia a cualquiera que no la haya leído, así que solo diré que me han gustado prácticamente todos los personajes, que son tremendamente reales, incluso los más odiosos, como Viserys, por ejemplo. Una amiga me aconsejó que no me encariñara con nadie porque era más que probable que acabara muerto, jajaja... pero confieso que Daenerys me gustó desde el principio, por ejemplo, por su valentía, por su inocencia y por su fuerza. Tyrion me cae bien porque tiene más cerebro que la mayoría y menos filtro que nadie entre dicho cerebro y la lengua, es todo un personaje. John Nieve es entrañable, leal y protector. Ned y Catelin Stark son un ejemplo de honestidad y coherencia a pesar de rayar la estupidez en alguna ocasión.  Y los lobos son simplemente imprescindibles.
Bueno, creo que no he dicho nada que pueda estropearle la lectura a nadie pero espero que os hagáis una idea de mi opinión. El final (si es que se le puede llamar final, porque es más bien un "continuará") me ha sorprendido bastante y me ha gustado mucho. 
Creo que veré algo de la serie antes de decidir si me atrevo con el segundo. Quizás el verano que viene...


34. TIERNA Y REBELDE, de Johanna Lindsey

He dejado pasar poco tiempo entre el primer libro de la Saga Malory y el segundo, porque la historia de Anthony Malory prometía. No me ha decepcionado. Anthony mantiene de principio a fin la chulería y el atractivo canallesco que lo caracterizan, y por fortuna la protagonista femenina está a la altura. Es tan rica como él o más, está acostumbrada a cierta independencia (para la época, lo cual no excluye que se encuentre razonablemente desvalida), y tiene un genio que la mete en más de un problema. Quizás me ha faltado un poco más de resistencia por parte del malo de turno, que la verdad es que me lo esperaba más malo y para mi gusto se deshacen de él con demasiada facilidad, aunque, como suelo decir, puede que sea cosa mía y de las expectativas que me había creado.
Otra bonita historia para disfrutar cualquier tarde de relax. Muy recomendable.

Y hasta aquí llegué. Al menos este mes puedo añadir algún libro a mi reto extraño, jajaja:
-Un libro que empezaste pero no terminaste: Juego de Tronos. 
-Un libro transformado en una serie de televisión: Juego de Tronos
En fin, no es mucho pero algo es algo, ¿no?

Pues nada, el mes que viene, más, y mejor.
¡Nos leemos!