lunes, 8 de agosto de 2022

El último lugar en la tierra (Susanna Herrero) - Cabana #4

 Seguimos con la serie Cabana de Susanna Herrero. El cuarto libro, ya. Una vez metidos en faena, me apetecía conocer la historia de todos los hermanos, aunque Marcos era uno de los que menos me llamaba la atención. Pero ha sido interesante, ya lo creo.


SINOPSIS:

Una chica.

Un chico.

Un ascensor.

Y un cortocircuito que los deja encerrados dentro.

Solos.

Ella apoya la espalda en la pared y se deja caer derrotada al suelo; el aire en sus pulmones se encoge y el pulso en sus venas se dispara. No le gustan los ascensores. No le gustan los espacios cerrados.

Él sale al rescate. Le explica que es técnico de ascensores; ella no podía haber tenido más suerte. Es mentira, por supuesto.

Hasta mucho más tarde, la chica no descubre las pecas en el rostro del chico. Y su olor al mar Mediterráneo.

Él la ve desde el primer instante.

Cuando los liberan, comparten una noche de risas, besos y gemidos susurrados al oído. No intercambian números de teléfono. Solo es una noche.

Ella se llama Mencía y pertenece a la unidad de Asuntos Internos. Hay un topo entre los geos y tiene que encontrarlo.

Él se llama Marcos y es geo.

Sorpresa.

* * *

En realidad, tengo que confesar que, por lo que sabía de él de los libros anteriores, Marcos no me caía muy bien. Me parecía que iba un poquito de sobrado, y su currículum sentimental no era muy alentador. Pero el primer encuentro con Mencía consiguió capturar mi atención, porque aparte de una química bastante interesante entre ambos, descubrí en él un potencial en el que no había reparado antes. Y en ella también, por supuesto. Se intuye enseguida una mujer capaz de ponerlo en su sitio si se viene demasiado arriba. Y, para colmo, descubrir que es una agente de Asuntos Internos... En fin, impagable. 

La investigación que Mencía lleva a cabo en la unidad de Marcos determina en cierto modo el desarrollo de la relación entre ambos, ya que ella sabe que no debería confiar en él mientras no averigüe si es el topo que está buscando. Podría serlo, aunque sus instintos le dicen que no. Por su parte, él no sabe hasta qué punto ella es sincera, porque en realidad ella no puede sincerarse sin descubrir lo que sabe y poner en peligro la investigación. Es un tira y afloja que da mucha vidilla a la historia. Y por el medio, andan los demás hermanos Cabana (qué gusto reencontrarse con ellos) tejiendo una red en la que es imposible no acabar enredado. Mencía caerá en ella, porque es una familia en la que apetece entrar. Y también su hermano Julen, que es una de las personas más importantes en su vida, acabará formando parte del grupo. 

Tiene un poco de todo: momentos divertidos, escenas de tensión, camaradería, pasión, ternura... Con un lenguaje cuidado y sin artificios que hace la lectura ligera y amena, es una historia que se devora en un santiamén. Me ha gustado mucho y me ha dejado con ganas de más, aunque ya no me queda mucho para terminar la serie.  

En fin, ¿hay alguien en la sala que no conozca todavía a los hermanos Cabana?

martes, 2 de agosto de 2022

Corona de medianoche (Sarah J. Maas) - Trono de Cristal #2

 Nada más terminar Trono de Cristal, busqué un momento para acercarme a la biblioteca municipal, cruzando los dedos para que esta segunda parte estuviera disponible. Hubo suerte, y pude ponerme de inmediato con ella. 


SINOPSIS:

Cargada de acción y personajes inolvidables, la segunda parte de esta saga superventas que se ha convertido en un fenómeno en todo el mundo entusiasmará a la enorme base de fans de Sarah J. Maas.

Celaena Sardothien se ha convertido en la campeona del rey, aunque dista mucho de ser leal a la Corona. El rey es perverso, y Celaena, atrapada en la red de intrigas y misterios del castillo de cristal, no puede confiar en nadie, ni siquiera en el príncipe Dorian, en el capitán de la guardia, Chaol, o en su amiga, la princesa Nehemia. Cuando algo absolutamente inesperado suceda, Celaena se verá obligada a decidir de una vez por todas a quién ofrecerle su lealtad… y por quién luchar.

* * *

Tras ganar el torneo y convertirse en la campeona (o sea, asesina personal) del rey, Celaena puede respirar un poco. A corto plazo no tiene que volver a las minas, vive rodeada de ciertas comodidades, y su sustento y seguridad están garantizados. Además, tiene con ella a sus amigos, el príncipe Dorian y la princesa Nehemia, y a Chaol, que poco a poco se empieza a convertir en algo más.

Pero sigue habiendo algo maligno en el palacio de cristal, y aunque Celaena no siente especial interés en descubrir de qué se trata, no le va a quedar más remedio. De nuevo tendrá que valorar en quién puede confiar y en quién no, mientras cumple los encargos del rey y al mismo tiempo se las arregla para trabajar para sí misma. 

Celaena sigue siendo uno de los personajes femeninos más fuertes y que más me han gustado de todos los que he leído. Me encanta que sea fiel a sí misma, que ponga tanta pasión en lo que hace. También me encantan los toques de humor que salpican la trama, sobre todo la tensión se acumula y es necesario relajarla un poquito. Es un personaje lleno de contrastes, capaz de disfrutar de pequeñas cosas que durante mucho tiempo le han sido negadas, alegre, aunque también letal, Es comprensible que quiera evitar meterse de lleno en el misterio porque para una vez que vive más o menos tranquila la pobre... Pero hay cosas de las que no se puede huir, y ella no puede evitar ser quien es, así que no se librará tan fácil de los problemas.

Tanto Chaol como Dorian van madurando, cada uno a su manera, y empiezan a tomar decisiones que también pueden ponerlos en situaciones complicadas. Es una trama que se va enrevesando y complicando cada vez más. Confieso que me vi venir (más o menos) el giro de los acontecimientos que se menciona en la sinopsis, aunque los detalles siguieron sorprendiéndome en su mayoría. 

Y el final... ¡Madre mía qué final! Boquiabierta me dejó. Y con unas ganas locas de ir a por el tercero, que, lamentablemente, no está disponible en mi localidad y me va a costar un poquito más conseguir. Pero espero hacerme con él pronto, porque tengo que saber cómo continúa. 

El estilo de la autora me gusta mucho. Resulta muy ameno y fluido, incluso con tantos personajes y una magia poco conocida de por medio.  Aunque es un libro bastante largo no me ha durado nada, me lo he bebido en un suspiro.

¿Conocéis la serie? ¿Os enganchó tanto como a mí? No sé si voy a resistir la espera. 

miércoles, 27 de julio de 2022

La última vez que vi llover (Susanna Herrero) - Cabana #3

Una vez metidos en faena, he ido devorando uno tras otro los libros de la serie Cabana. Le toca el turno al tercero, el de River y Cata. También en Audiolibro con Audible. Esta vez la voz narradora tampoco me ha acabado de convencer, y eso me ha impedido disfrutar del libro todo lo que hubiera podido, pero bueno, no me cabe duda de que es una cuestión de gustos personales, así que igualmente os animo a darle una oportunidad y juzgar por vosotros mismos.


SINOPSIS:

Mucho tiempo atrás, Catalina Berenguer y la cesta de su bicicleta se dieron de bruces con River Cabana.

River le arregló la «cestita de la bici», trepó hasta su ventana, la estremeció de pies a cabeza con su mirada azul y se precipitaron juntos hacia el cielo, sin dejar de mirarse ni de esbozar las sonrisas más radiantes jamás vistas.

Se casaron. Fueron felices y comieron perdices. O quizá no.

Catalina le pidió el divorcio al mayor de los hermanos Cabana y voló al otro lado del mundo.

Casi un año después, regresa al pueblo. A su River. O quizá no.

Porque ¿quién es River Cabana?

Es su futuro exmarido.

Es el amor de su vida.

Es un agente del CNI. El agente que se casó con ella para investigar a su padre.

Es el responsable de que Catalina sea quien es ahora. La chica que un día, bajo un cielo cubierto de nubes y de la mano de él, dejó de ver la lluvia. La chica que un día, sobre un césped mojado y tras los pasos de él, comenzó a sentir la lluvia.

Es… River Cabana.

* * *

Lo primero que tengo que reconocer en este caso es el mérito de la autora para darle la vuelta a la imagen que yo me había hecho de los protagonistas en los primeros libros. Cata parece una pija estirada, clasista y grosera, y River es un imbécil, por decirlo de forma suave. Me caían los dos fatal, pero tengo debilidad por las historias de matrimonios concertados (generalmente históricas, es verdad, pero a fin de cuentas esto de casarse por trabajo para investigar a su padre, no me negaréis que no tiene miga), así que sentía cierta curiosidad. 

Muy pronto, gracias a la inestimable ayuda de Dylan, me di cuenta de que Cata era mucho más de lo que parecía. 

No es que se haya convertido en uno de mis personajes favoritos, pero ha cambiado mucho mi opinión sobre ella. Es una mujer fuerte, inteligente, enamorada y herida, por lo cual comete alguna que otra estupidez. 

River me sigue pareciendo bastante idiota, aunque un poco menos. O un poco diferente. En realidad más bien es un niñato. Tal cual. Por mucho que sea un agente del CNI de reputación intachable, resolutivo, valiente e inteligente, se porta como un crío, atacando a la chica que le gusta solo para que no se le note. Tienen una de esas relaciones que parecen casi todo el tiempo peleas de gallos y que se acaban resolviendo la mayoría de las veces en la cama. Es algo que no siempre me convence, pero en este caso, los personajes secundarios y la trama policiaca que hay de trasfondo tienen suficiente fuerza como para que no se haga pesado. También he agradecido que Cata le plante cara y no se deje mangonear, porque él se pone muy, muy  mandón a veces. Como para mandarlo a pastar.

La verdad es que la intriga sobre el padre de Cata me ha gustado bastante, y ha sido capaz de mantener mi interés hasta el final. 

El lenguaje es sencillo y ágil, aunque a ratos las palabrotas casi resultan excesivas, al menos para oídos sensibles (que no es mi caso, pero en fin, yo aviso).

Me dejó con ganas de más. De saber más de los hermanos cuyos libros ya había leído, y de conocer la historia de aquellos que me faltaban. 

¿Lo habéis leído? ¿Coincidís conmigo? ¡Os leo!




miércoles, 20 de julio de 2022

Trono de cristal (Sarah J. Maas)

 Hacía mucho tiempo que esta serie me llamaba la atención, y aunque tengo otro montón de series a medias, no pude resistirme cuando vi que en la biblioteca municipal estaban los dos primeros tomos. Sarah J.Maas ha sido todo un descubrimiento para mí este año desde que leí Una corte de rosas y espinas (serie que, por cierto, todavía no he terminado de leer), y estaba deseando leer algo más de ella. 


SINOPSIS:

Tras un año de trabajos forzados en las minas de sal, la joven asesina Celaena Sardothien ha sido convocada por el príncipe del Reino de Endovier. Celaena no ha acudido con la intención de acabar con la vida del príncipe, sino con el deseo de conquistar su libertad. Si vence a veintitrés asesinos, ladrones y guerreros en una competición a vida o muerte, será liberada de prisión para ejercer como campeona real.

El príncipe la aconsejará. El capitán de la guardia la protegerá. Pero algo maligno se esconde en el palacio de cristal, y está allí para matar. Mientras sus competidores van muriendo uno a uno, la lucha de Celaena por conquistar su libertad se convierte en una lucha por sobrevivir y en una incesante búsqueda del origen del mal antes de que destruya el mundo.

* * *

jueves, 14 de julio de 2022

El chico de la última fila (Susanna Herrero) - Cabana #2

 Hace algún tiempo que leí Aquel último verano, el primer libro de esta serie, y supe que no sería el último. Poco después, la autora anunciaba que los retiraba de Amazon, así que me quedé con las ganas de seguir leyéndolos y me resigné a esperar. Pero, mira tú por dónde, este mes me he estrenado con Audible y ¡estaban allí! Así que he pillado la oportunidad al vuelo y me he lanzado a por ellos. 


SINOPSIS:

¿Quién es Dylan Carbonell?
¿Ese chico indescifrable, de sonrisas invisibles y miradas impactantes, que copa las revistas y los medios de comunicación?
¿Un genio de la música?
¿La nueva promesa del rock and roll español?

«Subí las escaleras que daban acceso al escenario y me di de bruces con los miles de rostros que me esperaban, impacientes por escuchar el concierto de su vida. Todos ellos me deseaban de alguna manera. Mi cuerpo. Mi mente. Mis manos en los trastes de la guitarra. Todos, menos uno: Hugo Cabana, que me observaba desde abajo con pereza. Cuyas primeras palabras hacia mí no fueron felicitaciones por el espectáculo que acababa de ofrecer ni alabanzas sobre mi físico. Me resultó increíble, porque yo soy Dylan Carbonell, un guaperas.
Impactamos. Hugo y yo impactamos. Y fue el fin del silencio».

Un concierto de rock and roll.
Dos chicos.
Uno, el cantante. Otro, el que acude para acompañar a sus amigos.
Y el Mediterráneo esperando. El sol. Una pendiente muy inclinada y dos bicicletas. Una piscina y cabellos mojados sobre la frente. Miradas que se sostienen. Una tabla de surf y…
¿Quién es el chico de la última fila?

PORQUE NO EXISTE DISTANCIA SI TÚ ERES EL CAMINO.