lunes, 1 de junio de 2015

Lecturas del mes (mayo 2015)

Bueno, pues se acaba mayo y allá vamos con mis lecturas del mes. A ver si os gustan:

19.HIGHLANDER TENÍAS QUE SER, de Laura Nuño.

En algunos aspectos, ya no me sorprende Laura Nuño. A ver, no me vayáis a malinterpretar... me refiero a que es una autora que me gusta tanto todo lo que hace, que puedo coger un libro suyo sin haber visto más que la portada (bueno, algún comentario había visto, la verdad), y sé que no me va a decepcionar. Voy prácticamente sobre seguro, y la temática o subgénero del libro es casi lo de menos mientras haya historia de amor.
En todos los demás aspectos, sin embargo, sí me sorprende. Y con "el barbas" se ha llevado la palma. Empezaré por mencionar una protagonista igual de atípica que todas las que ella crea, con el mismo carácter fuerte y un poco testarudo, con un físico lleno de contrastes (pequeñita, pero imposible que pase desapercibida, por ejemplo), fuerte, y sin embargo, insegura. Me encanta ver cómo Rocío se enfrenta a sus inseguridades, de las que es plenamente consciente, cómo supera sus miedos. Yo como lectora necesito que el personaje femenino "me caiga bien", por así decirlo. Y a Ro la adoro.
Y Colin... Ay, madre. Empezaré por decir que no me gusta su nombre, ya ves. Jajaja... A ver, al menos no me gustaba, pero no por él, es que... Es un nombre que me suena... no sé, mal. Una de esas manías que no tienen una explicación muy lógica. Pero en este caso, me ha dado igual. El personaje me ha enamorado de todas todas, desde el minuto cero. ¡Qué borde, por Dios! ¡Qué seco! ¡Qué mono se le ve con esas pintas de ogro y el corazón que se intuye destrozado a kilómetros! 
Me ha encantado el planteamiento de la historia, la razón que la lleva a ella a dar ese giro a su vida. También la estructura de cada capítulo (ya lo vi señalado en alguna reseña): primero el blog, luego la historia, luego el punto de vista del barbas. Es original y perfecto para la novela. Y ese pedacito de canción citada al comienzo de cada capítulo... fantástico. Algunas son canciones que realmente me encantan, otras apenas las conocía, pero todas son perfectas. 
La ambientación, estupenda (para sentirme en las highlands yo no necesito mucho estímulo porque el clima del norte es lo que tiene, jajaja, pero no dejaré de reconocerle el mérito), los personajes secundarios, entrañables (esos abuelos... geniales), y el mensaje... No volveré a mirar un tronco de la misma manera. 
En fin, que es una novela llena de razones para animarse a cogerla en cualquier momento y disfrutarla poco a poco, como he hecho yo (por exigencias del guión, ya que me ha pillado en una época ajetreada), o para devorarla en una tarde (que es lo que habría hecho si hubiera podido). En cualquier caso, te arranca un montón de sonrisas (qué vergüenza, la de veces que me he reído sola en el metro), te emociona..., te hace SENTIR, así, con mayúsculas. 
Solo me queda decir: "Chapó, Laura, te has vuelto a superar". 
No hace falta decir que la recomiendo encarecidamente, ¿no? Pues hale, a por ella y luego me contáis. 


 20. NOBODY'S ANGEL, de Kallypso Masters

En realidad el ejemplar que encontré en oferta a 0€ en Amazon incluye también Masters at Arms, que es una especie de introducción al resto de historias de esta serie y que ya leí hace algún tiempo (en castellano). El primer libro de la serie, Nobody's angel, no está disponible traducido al español, pero como la historia me había gustado, y encima estaba en oferta, pues me decidí a leerlo en inglés.
Tengo que reconocer que, a pesar del esfuerzo adicional que me supone leer en inglés, merece la pena leer a esta autora en su idioma, porque la traducción al castellano para mí pierde muchísimo. 
Aunque Marc era un personaje que en la introducción no me pareció excesivamente brillante, en este libro me encanta. Es protector, dulce, cortés..., perfecto. Angelina también es un personaje interesante. Trata de mantener su independencia a pesar de tener que pelear continuamente contra la sobreprotección y de haberse llevado un revés importante que la hace reticente a entregar su confianza de nuevo a un hombre. Si acaso hay algo que no me ha terminado de convencer del todo es la poca importancia que le da al hecho de que él no sea sincero con ella, y también que esperaba algo más de tensión en el punto culminante antes del desenlace, pero como suelo decir a veces, puede que esto tenga más que ver con mis expectativas que con que lo que es realmente la historia. Me ha gustado y no me cabe duda de que iré leyendo el resto de la serie. Kallypso Masters ya tiene un lugar en  mi librería casi a la altura de Cherise Sinclair y Shaila Black. Tiempo al tiempo.


21. NO RECLAMES AL AMOR, de Carla Crespo.
Este fue un regalo inesperado del día del libro, y lo cierto es que a priori no era un libro que estuviera en mi lista de pendientes, pero tenía el tamaño perfecto para leerlo en el metro (y desde que he estrenado trabajo, mi tiempo de lectura en el metro se ha ampliado). Me ha durado una semana escasa, y la verdad es que lo he disfrutado.
Es una historia sencilla, entretenida y bien escrita, que no es poco. Perfecta para desconectar. Confieso que Tesa me ha sacado de quicio en más de una ocasión (¡por favor, si parece el enanito gruñón, todo el rato enfadándose por tonterías!), pero dentro de que ese aspecto de su personalidad es más bien insoportable, es un personaje coherente y creíble. Miguel también me ha gustado, aunque no es uno de esos protagonistas que deslumbran, se le va descubriendo poco a poco y le coges cariño. Algunas reacciones y decisiones están un poco llevadas al extremo pero en general se mantiene dentro de unos límites razonables, así que es una historia de esas que, teóricamente, le podrían pasar a cualquiera. 
Una lectura para disfrutar con tranquilidad y evadirse de la rutina. Recomendable. 


22. AMANTE OSCURO, de J.R.Ward.


Este es uno de esos libros que siempre digo que llevan en mi lista de lectura desde hace mucho tiempo, y además, es uno de los que todo el mundo me aconsejaba. La Hermandad de la Daga Negra es una serie de culto pero con todo lo que tengo para leer, empezar una serie relativamente larga me daba pereza, lo confieso. Aún así, la tenía en mente, y además, un buen día, me topé con una reseña de otro libro de esta misma serie y entonces supe que sí o sí, tenía que leerla. Por fin este mes decidí ponerme con ella y... ¡madre mía! ¿Cómo he podido pasar tanto tiempo sin decidirme?

De entrada, me habría gustado saber que no es una novela de vampiros al uso. Al menos no del todo. No brillan (gracias a Dios), se carbonizan con la luz del sol y beben sangre, así que hasta ahí todo normal, pero por otra parte, son una raza distinta de la humana, con una cultura propia que apenas se empieza a ver en el libro pero que resulta muy interesante. 
Los personajes son todos interesantísimos, desde el protagonista casi ciego (¡toma ya!) hasta la protagonista que al principio parece una humana común y corriente con una vida aburrida y más bien desdichada, pasando por el policía brutal y desilusionado por vivir, los Hermanos, cada uno con sus peculiaridades, la vampiresa despreciada, los "malos"... Todos y cada uno de ellos me han atrapado y me han dejado con ganas de más, con una necesidad imperiosa de conocer su propia historia. 
La de Wrath y Beth es la historia de un encuentro ajeno a la voluntad de ellos y casi forzado por terceras personas, pero impactante desde el principio. La química es instantánea y se palpa en el ambiente. Me encanta "sentir" con tanta facilidad cómo dos personajes se sienten atraídos con tanta fuerza y se enamoran de forma fulminante y casi mágica, con una unión que va más allá de la normalidad. Es uno de esos amores eternos y tan intensos que no puedes imaginarlos ya separados, porque se convierten casi en una sola cosa. 
Las páginas van pasando sin darte cuenta y lo devoras, literalmente. Y no creo que tarde nada en empezar el siguiente. Probablemente lo empiece hoy mismo...

En fin, y hasta aquí llegaron las lecturas del mes. Respecto al reto de lectura, voy a ver si cumplo algo nuevo este mes...

Mmm... pues no, así que sigue como estaba. No sé si el mes que viene cumpliré algún punto más. Ya veremos, jajaja. ¡Hasta las próximas lecturas!