viernes, 12 de junio de 2020

Confina-dos (Anna García)

Mi querida Anna García nunca defrauda. A pesar de que domina el drama como nadie, sabe alternarlo con las dosis justas de pasión, de esperanza y de risas, para lograr un cóctel perfecto incluso sobre algo tan complicado como el confinamiento que nos ha tocado vivir estos meses. Cuando retomé las ganas de leer, aunque fueran relatos, me pareció el tema perfecto, y la autora perfecta.


SINOPSIS:
Silvia está divorciada y ahora le toca quedarse con Alex, su hija de catorce años. No es fácil cumplir el encierro por coronavirus con una adolescente que solo quiere salir de casa, por eso sube al terrado del edificio a tomar un poco el aire. Allí se encuentra con Héctor, quien también necesita un respiro después de su trabajo en el hospital. Sus conversaciones pasan por la vecina loca de Silvia, por el vecino misterioso que le roba la ropa interior del tendedero del terrado y, encuentro tras encuentro, se dan cuenta de con cuánta impaciencia esperan esos ratitos para verse.

Descubren que los momentos difíciles también sirven para sacar lo mejor de uno mismo, para ayudar a los demás y para volver a encontrar el amor de la forma más inesperada.

* * * 

Relatos como este eran justo lo que necesitaba para volver a leer tras la desgana que se había apoderado de mí en las primeras semanas del confinamiento. Ha sido genial esta iniciativa de Harlequin con la que muchas estupendas autoras nos han dado la oportunidad de evadirnos, y de descubrir su pluma. 
Yo ya conocía la de Anna y sabía qué esperar de una historia como esta. No ha dejado por ello de sorprenderme con la fuerza de los sentimientos y las emociones: el cansancio, la impotencia, el miedo, pero también la entereza, la esperanza y la generosidad, que es lo que poco a poco nos ha empezado a sacar del pozo. Es de agradecer que incluso en medio del caos te puedan sacar una sonrisa, y también unas lagrimitas de emoción. Siempre digo que no soy nada llorona, pero últimamente he estado más sensible de lo normal. Será eso. O será que necesitaba emocionarme, no sé. 
Me ha gustado mucho, si no la habéis leído, es el momento de hacerlo. 


viernes, 5 de junio de 2020

Comer y amar, todo es empezar (Mayte Esteban)

Como ya he comentado, durante el confinamiento he sufrido un importante parón lector, y lo único que me apetecía leer las pocas veces que he abierto un libro eran relatos. Algo cortito, ligero, entretenido y que no me costara mucho terminar. Siempre he defendido que hay un libro para cada momento y, en mi opinión, los relatos son la lectura perfecta en temporadas difíciles. El verano pasado ya disfruté uno de esta deliciosa colección de HQÑ y enseguida me animé a probar con otro. 


SINOPSIS:

¿Por qué elegir si lo puedes tener todo?

Paola se tiene que marchar de su pequeño pueblecito a causa del trabajo, y para ello debe renunciar a muchas cosas que ama, entre ellas una yegua blanca llamada Leyenda. Nada parece que pueda cambiar eso, pero un solomillo con pasas y arándanos y un paseo a caballo por el bosque con Carlos, el chico del picadero, le demuestran que quizá a lo que no se debe renunciar es a ser feliz.

* * * 

Me ha gustado especialmente el hecho de que la historia transcurra en Navidad, que es una de mis épocas favoritas del año, en un pueblecito tranquilo cuyo encanto traspasa las páginas del libro (o la pantalla del Kindle, en mi caso, jeje).
Con un lenguaje sencillo pero impecable, altas dosis de sentimientos y una pizca de melancolía, esta bonita historia es una reflexión sobre los vaivenes de la vida, sobre lo que de verdad importa, y sobre las decisiones difíciles que pueden cambiarlo todo. A veces la elección más difícil, pero la única posible, es ser fiel a uno mismo.
Es una lectura agradable y dulce, y os aconsejo que le deis una oportunidad.



martes, 2 de junio de 2020

Volveré a ti (Patricia Sutherland)

Hace tiempo que tenía ganas de leer algo de Patricia Sutherland, y en estos tiempos de confinamiento (en realidad en los primeros tiempos, cuando no salíamos de casa más que para las compras imprescindibles) en los que me ha costado tanto concentrarme en la lectura, elegí darle una oportunidad a esta novelita corta que es una precuela de la serie Sintonías. La empecé sin tener ni idea de lo que iba a encontrarme. Y me encantó. 


SINOPSIS:
Corre el mes de diciembre de 1992 y en Camden, Arkansas, Eileen Brady se afana por acabar los últimos preparativos navideños cuando recibe una llamada inesperada. El servicio de acogidas de la región, con el que el matrimonio Brady ha colaborado activamente durante muchos años, tiene una emergencia; una huérfana de 13 años llamada Gillian McNeil.
A pesar de la reciente decisión de la pareja, de no tener más niños en acogimiento hasta que sus propios hijos Mandy, Jason y Mark hayan pasado la etapa adolescente, Eileen no puede evitar conmoverse al conocer la situación de la niña, y acepta hacerse cargo de ella.
Lo que entonces no imagina es que esa decisión, fruto de la compasión, no solo cambiará para siempre la vida de Gillian, sino la de toda la familia, y en especial, la de su hijo Jason.
Volveré a ti es la precuela de Sintonías, su génesis; el momento en que se establecen las conexiones entre sus personajes y tienen lugar sucesos que diez años más tarde darán lugar a las tres inolvidables historias de amor que componen la serie.
Ambientada en Arkansas, un paraíso natural, en la década de los noventa, Volveré a ti, al igual que la serie de la que es precuela, es una historia que habla de valores, de familia, de amistad, de segundas oportunidades, y por supuesto, de amor.

* * * 

Que la historia arranque en vísperas de la Navidad es todo un presagio, aunque no es solo el espíritu navideño lo que hace de los Brady una familia adorable y muy especial. Son gente generosa, afectuosa y buena, y Gillian tiene una suerte inmensa al dar con ellos, pues su situación es realmente triste. El vínculo que se forma entre la niña y los Brady es natural, rápido y muy fuerte, en especial con Jason, con el que tiene un entendimiento muy profundo y una conexión que está más allá de la amistad o de una relación fraterna. Son almas gemelas. 
Es una novela corta pero muy intensa, con escenas realmente duras y tristes, pero llena de esperanza, de ternura y de amor. Me ha gustado mucho y sin duda la recomiendo. ¡Ahora tengo curiosidad por saber qué fue de los personajes años después!