domingo, 30 de septiembre de 2018

Cuaderno de bitácora (I)

Este mes de septiembre ha sido intenso. Además de que es un mes de por sí complicado en mi trabajo, porque hay mucho que hacer y todo es urgente e importante, me ha costado un poco recuperarme de un mes entero de vacaciones (seguidas), cosa que hacía unos cuantos años que no tenía. Esto ha provocado que la vuelta a la rutina haya sido un poco más difícil de lo normal. A eso hay que añadir que me han cambiado el horario (para mejor, todo hay que decirlo) y todavía no me he organizado con el tiempo extra que me deja disponible. Los primeros días aproveché para hacer muchas cosas, sí. Para escribir, para hacer limpieza y para hacer compras... Los demás días básicamente me he dejado llevar por la procrastinación. Ahora espero empezar a poner orden en este pequeño caos que yo misma me he montado, porque ya va siendo hora. Me ha parecido que rendir cuentas (a nadie en especial, tal vez solo a mí misma) era una buena forma de hacerlo, y que además me serviría para reconocer esos pequeños logros del día a día que ayudan a mantener la ilusión. Con una vez a la semana puede ser suficiente. He pensado incluir por ejemplo el número de palabras que he escrito, los nuevos proyectos, las noticias, etc. Lo voy a hacer una vez por semana y lo voy a llamar "Cuaderno de bitácora", porque no deja de ser la memoria de un proyecto a largo plazo en el que cada paso, por pequeño que sea, es importante. Y más importante aún recordar que no hay que dejar de avanzar.


En esta última semana confieso que no he escrito demasiado. Apenas he llegado a 1.500 palabras, lo cual es una ruina porque me había propuesto escribir 1.000 al día, de promedio. Al menos me consuela que llevo ya escrito algo más de la mitad de la tercera parte de la serie Magia. Cuánto más tardaré en tenerla lista es todo  un misterio.  

Una de las cosas que me ha quitado tiempo ha sido Instagram. No era una red social que conociera demasiado, ni me llamaba excesivamente la atención, así que tampoco me había puesto a investigar, pese a que tengo perfil desde hace casi un año. Un artículo de Paola C.Alvarez en su blog (que os dejo AQUÍ por si os interesa echarle un vistazo) hizo que me picara la curiosidad y le dedicara un poco de tiempo. Mucho tiempo. Ahora estoy perdida. Perdidamente enganchada a Instagram, vaya.


No solo es por las preciosas fotos que pone la gente, que las hay a montones. El paraíso para alguien que adora la creatividad y la fantasía, como es mi caso. He descubierto algunas cuentas realmente impresionantes, de gente que tiene colecciones de libros inmensas, preciosas y ordenadas con un mimo que ríete tú de Marie Kondo. Acumular libros está por encima de cualquier ideología de la limpieza y el minimalismo. A mí no me cabe la menor duda.


Por supuesto, las que más me interesan son aquellas sobre libros (¿Había alguna duda). Especialmente de novela romántica y fantástica, que es lo que a mí me gusta. He empezado a hacer mis pinitos poniendo algunas fotos un poquito más cuidadas, y tengo montones de ideas para seguir publicando. Libros que he leído, libros que voy a leer, libros que tenía por ahí olvidados y he decidido releer porque merece la pena rescatarlos... En fin, que es algo a lo que pienso seguir dedicándole tiempo. Cualquier cosa que fomente el amor por la lectura y la creatividad no puede ser mala. 
De momento yo esta semana me he decidido a empezar con "Herbarium, las flores de Gideon", de Anna Casanovas, que lo tenía en el Kindle desde hace no sé ni cuánto y no acababa de ponerme con él. Un par de fotos que he visto acompañadas de estupendos comentarios me han terminado de decidir. No es que no hubiera leído buenos comentarios antes, ni que la novela no llamara mi atención pero esta vez he pasado a la acción. De momento puedo decir que la estoy disfrutando un montón. 


Eso sí, prometo que me esforzaré por controlar el tiempo que le dedico a esta (nueva) red social para que no influya negativamente en mi productividad. 
Por cierto, si queréis echarle un vistazo a mi cuenta, os dejo el enlace AQUÍ. ¿Os animáis a seguirme?

Y hasta aquí llega la primera entrega de mi cuaderno de bitácora. Espero tener buenas noticias que daros la semana que viene, como que mi número de palabras escritas se ha disparado, por ejemplo. Voy a ponerme a ello ahora mismo. Que no se diga.
En fin, ya os contaré. ¡Nos leemos!

martes, 25 de septiembre de 2018

24 Besos (Caroline March)

Esta novela me la traje del NORA firmada por su autora, e incluía la promesa de que me iba a divertir mucho con ella. Aunque tenía previsto leerla durante el verano, al final la empecé en los últimos días de vacaciones y por eso me ha llevado más tiempo de lo previsto terminarla, pero  ¡cómo me he divertido! ¡Y cómo he sufrido también! ¡Y qué ganas he tenido de abofetear una y otra vez a Alex!


SINOPSIS:
Álex es inconformista, reaccionaria, soñadora y una aventurera incansable hasta que sucede algo terrible y tiene que cambiar la perspectiva con la que ve su futuro. Cuando piensa que ya no hay salida, una descabellada propuesta trastocará su existencia. 

Un viaje a Londres, una familia metomentodo y el reencuentro con un antiguo amor provocarán que Álex decida recuperar con más ahínco lo que creía que ya había perdido, y aunque continúe tropezándose una y otra vez con la misma piedra, se enfrenta a la adversidad con mucho humor… 

24 besos nos recuerda la importancia de vivir el presente sin pensar en el mañana.


* * * 

Protagonistas como Álex provocan en mí sentimientos encontrados. Es un personaje redondo, complejo, con defectos (muchos, muchos defectos) y cualidades. Es una mujer fuerte pero que al mismo tiempo no sabes cómo puede reaccionar. Probablemente huyendo, porque también es muy cobarde y muy insegura. Además, tiene una imaginación desbordante que siempre juega en su contra. Es una calamidad y se ha pasado la mitad de su vida destrozando la de todos a su alrededor incluso sin pretenderlo. Aun así, no puedes odiarla. Ganas de zarandearla un poco y darle unos coscorrones a ver si espabilaba no me han faltado, eso sí.
Matthew... ¿qué os puedo decir? Es perfecto. Es humano, tiene una paciencia de santo, un temple que ya quisiera yo para mí, es un bombón y además, honesto, generoso y está enamorado hasta las trancas. Como protagonista masculino no se le puede pedir mucho más. Si no cometiera ningún error, no habría historia.
Hacen una pareja de esas que, sin ser perfectas, se complementan a la perfección aun siendo como la noche y el día. Cada uno es exactamente lo que el otro necesita. Enamoran, y quieres saber más y más. Más porqués. Más de cómo acabará todo. Más de cómo empezó, porque es uno de esos romances con solera, que se remontan casi a la infancia, con esa conexión tan especial que se forma entre los protagonistas cuando se han hecho adultos juntos.
Me ha encantado, incluso cuando veía que todo se iba complicando y se ponía realmente feo. Menos mal que las lectoras de romántica siempre tenemos la esperanza de que las cosas acabarán bien, porque ha faltado poco para que me diera un infarto.
Es una historia preciosa, divertida, un poco loca y muy, muy recomendable.


viernes, 21 de septiembre de 2018

¡Bye bye, love! (Lorraine Cocó)

Me gusta tener a mano historias cortitas, románticas, divertidas y sin demasiado drama para leer en ratos sueltos, y aprovechando que estos días estaba leyendo en papel, empecé este otro en Kindle (que, por si no lo sabíais, lo llevo también en el móvil, lo cual me permite leer en el autobús, o incluso en la parada). Ya conocía la pluma de la autora y no me ha decepcionado.



SINOPSIS:
¿Imaginas que fueses una bruja muy poderosa? 
¿Y que tuvieses la oportunidad de utilizar tus poderes para ayudar a las mujeres que lo necesitan, a vengarse de los hombres que les han roto el corazón?
Pues Belladona De´ Marsi no tiene que imaginarlo, por una sencilla razón, esa es su vida. 
Pero lo que ella consideraba un trabajo de justicia kármica se torna algo muy diferente cuando se cruza en su camino el apuesto e irresistible Declan Wise. 
Un hombre unido a su destino que le enseñará que la magia más poderosa es la que alberga en el corazón de una persona enamorada. 
Magia ancestral
Locura imparable
Pasión devastadora
Corazones hechizados
Una historia que te robará más de un suspiro haciéndote volver a creer en la magia. 

* * * 

Me gusta el estilo de Lorraine Cocó y sus historias ágiles y tiernas que se leen en un suspiro. Cuando vi que esta, además, trataba sobre magia, ni me lo pensé. 
Bella De'Marsi es una bruja buena, generosa y muy querida por sus vecinos (al menos por la gran mayoría), que vive en un tranquilo pueblecito y evita el amor por miedo a sufrir. Razones no le faltan, pues es empática y siente el dolor de una forma especialmente acusada. 
Cuando Declan aparece en su vida está claro que la atracción mutua va a trastornar sus vidas para siempre. Es un amor de evolución rápida, pero muy natural, en absoluto forzado.
Es una historia muy bonita que se lee en un santiamén y deja un buen sabor de boca. Muy recomendable.


jueves, 6 de septiembre de 2018

Remember me? (Sophie Kinsella)

Entre mis lecturas de verano tenía intención de incluir alguna novela en inglés. Las tengo por docenas en el kindle, pero casualmente vi esta en el curro y pregunté si podía llevármela prestada. Había oído hablar de su autora y la sinopsis me pareció que tenía una pinta fantástica. Como me la dejaron, me la llevé. Y me ha gustado. 



SINOPSIS:
When twenty-eight-year-old Lexi Smart wakes up in a London hospital, she’s in for a big surprise. Her teeth are perfect. Her body is toned. Her handbag is Vuitton. Having survived a car accident—in a Mercedes no less—Lexi has lost a big chunk of her memory, three years to be exact, and she’s about to find out just how much things have changed.

Somehow Lexi went from a twenty-five-year-old working girl to a corporate big shot with a sleek new loft, a personal assistant, a carb-free diet, and a set of glamorous new friends. And who is this gorgeous husband—who also happens to be a multimillionaire? With her mind still stuck three years in reverse, Lexi greets this brave new world determined to be the person she…well, seems to be. That is, until an adorably disheveled architect drops the biggest bombshell of all.

Suddenly Lexi is scrambling to catch her balance. Her new life, it turns out, comes complete with secrets, schemes, and intrigue. How on earth did all this happen? Will she ever remember? And what will happen when she does?

With the same wicked humor and delicious charm that have won her millions of devoted fans, Sophie Kinsella, author of the #1 New York Times bestseller Shopaholic & Baby, returns with an irresistible new novel and a fresh new heroine who finds herself in a life-changing and utterly hilarious predicament…


* * * 

Si bien suelo tener mis dudas con el chick-lit, porque no siempre encaja bien con mi sentido del humor, el estilo un poco bruto y ácido de Sophie Kinsella me sorprendió desde el principio. No hay frases ridículas que nadie con medio cerebro diría, ni una protagonista que parece que tenga ocho años. Ni un protagonista guapo (e imbécil) que la conquista a base de discusiones sin sentido. Ni falta que hace.
Lo cierto es que cuesta un poco cogerle la medida a Lexi, porque al principio su madurez es altamente cuestionable (que tampoco es de extrañar, se ha saltado tres años de su vida en un momento en que se notan mucho). Es una perdedora con mayúsculas y de la noche a la mañana se despierta con la vida resuelta. O eso parece. Me ha gustado mucho, mucho, la evolución del personaje. Me he encariñado mucho con ella. Me he reído mucho. Me ha dado mucha pena. Está perdida en una vida que no es la suya y no sabe ni por dónde coger. No tiene referencias ni apoyos ni sabe manejarse y me enganchó desde el principio por el reto al que se enfrentaba. Después, ya metidos en faena, me lo he pasado muy bien con ella. Es torpe, insegura y divertida. Su hermana es una pequeña bruja, pero pone un toque de malicia y de rebeldía muy refrescante. Su madre está loca. Su marido perfecto de manual es el que hace chirriar la vida de ensueño una y otra vez. Y el extraño desconocido que abre la caja de pandora es el broche de oro en una historia hecha de verdades a medias y grandes lagunas, con personajes inolvidables que hacen que, al terminarla, quede esa fantástica sensación de un final que no es perfecto pero está lleno de posibilidades, de esperanza, de futuro y de amor.
La recomiendo absolutamente.