viernes, 27 de enero de 2017

Amante al fin (J.R.Ward)

Saga "La Hermandad de la Daga Negra" XI.

Hacía mucho tiempo que tenía ganas de llegar a este libro. Blay y Quinn son personajes a los que les tenía mucho cariño desde el momento en que comenzaron a acompañar a John Matthew en sus andanzas, y después de tantos desencuentros y malentendidos, se merecían un final feliz. 


SINOPSIS:
Qhuinn, hijo de nadie, está acostumbrado a defenderse por sus propios medios. Repudiado por su estirpe y excluido por la aristocracia parece haber encontrado por fin su identidad como uno de los guerreros más brutales de la guerra contra la Sociedad Restrictiva. Sin embargo, su vida aún no está completa. A pesar de que la perspectiva de tener su propia familia parece estar finalmente a su alcance, Qhuinn se siente vacío por dentro, pues su corazón le pertenece a alguien más...

Por otra parte Blay, después de años de soportarel dolor de un amor no correspondido, parece haber superado por fin sus sentimientos hacia Qhuinn. Y ya era hora, pues al parecer Qhuinn ha encontrado a su pareja perfecta en la Elegida con la que va a tener un hijo. Y aunque es duro para Blay ver a la nueva pareja, él sabe muy bien que el hecho de construir su vida en torno a un sueño imposible solo le romperá el corazón. Además, antes de poder seguir adelante, Qhuinn tendrá que entender y aceptar algunas cosas oscuras de su pasado...

Pero aunque el destino parece haber llevado a estos dos soldados en direcciones opuestas, mientras la lucha por el trono de la raza vampira se intensifica y la entrada de nuevos jugadores descubre finalmente la verdadera definición del valor y dos corazones que estaban destinados a estar juntos... se funde por fin en un solo corazón.

* * * 

A estas alturas de la saga, casi parecía que tanto Blay como Quinn habían tomado caminos separados. Especialmente Blay, que, al ser consciente de sus sentimientos mucho antes que su amigo, había sufrido ya demasiados desaires como para seguir intentándolo. Ese sentido de "justicia universal"  tan presente en la romántica, hizo que con el tiempo se cambiaran las tornas y, al inicio de este libro, es Quinn el que sufre por haber perdido la oportunidad de crear algo especial con la persona más importante de su vida, puesto que Blay tiene una relación estable con su primo Saxton que parece ir viento en popa. 
Este es un triángulo amoroso bastante interesante. Si Blay y Quinn son muy diferentes entre sí, Saxton está directamente en las antípodas de su oponente. Es físicamente perfecto, aunque en una versión "modelo de pasarela-niño guapo". Tiene educación, estilo, sensibilidad. Es un amor, pero... no es Quinn. 
A mí Quinn me encanta desde el principio, a pesar de haberse comportado casi todo el tiempo como un auténtico capullo. Sin embargo, tras sus piercings y su estilo de matón, se adivina un chico herido y marginado que no se atreve a arriesgarse a dar a nadie un motivo más para ser apartado . A pesar de que creo firmemente en esa teoría de la redención que establece que, para lograr el amor de su vida, en romántica, quien la hace, la paga, creo que Blay es innecesariamente cruel con él. Pero bueno, si le perdonara a la primera, no habría historia, ¿verdad?
Paralelamente a la historia de estos dos chicos transcurre la de la elegida Layla, que poco a poco se ha ido haciendo un hueco en la saga y ha acabado ganándose mis simpatías. Es una mujer fuerte, que a pesar de haberse criado aislada y sin recursos para sobrevivir en el mundo de la Hermandad, acaba por adaptarse y pelear por lo que quiere. Sinceramente, no sé si acabará por obtener todo lo que desea, pero añade interesantes posibilidades a la trama.
Me ha gustado especialmente el reconocimiento que hacen los Hermanos, y en especial Wrath, a la audacia y la valentía de Quinn. Me ha gustado también comprobar que una historia de amor es una historia de amor independientemente de que la pareja protagonista sea de distinto sexo o del mismo. Nunca antes había leído una novela con una pareja protagonista homosexual, pero dado el interés que estos dos ya habían suscitado en mí en los libros anteriores, no creía que fuera un dato importante, y no lo ha sido. 
Como única pega diré que la parte final está bastante más edulcorada de lo que acostumbro a tolerar. Eso me ha resultado especialmente chocante tratándose de dos guerreros, pero bueno, tras la montaña rusa emocional que les toca vivir, en cierto modo hasta lo puedo entender. 
¿Y vosotros? ¿Lo habéis leído? Os animo a hacerlo y, si no conocéis la saga, de verdad, ya estáis tardando, porque es una de mis favoritas, definitivamente. 
Ya tengo listo el siguiente libro, por si había dudas. A ver qué pasa con El Rey. 
¡Gracias por pasar por aquí!

lunes, 16 de enero de 2017

El corazón de una estrella (Noelia Amarillo)

¡Casi se me pasa la navidad sin leer esta preciosa historia! Bueno, en realidad se ha pasado un poquito, pero leerla cuando aún no han retirado la decoración navideña ni en las tiendas ni en las calles es llegar a tiempo. Y, de todas formas, la fantasía y la magia no son exclusivas de una época del año, aunque estén relacionadas con ella. Yo tengo clarísimo que no volveré a mirar de la misma forma a la estrella de mi árbol de navidad.



SINOPSIS:

Sirius, la estrella más brillante (y caprichosa, y altanera) del firmamento, está hasta las mismísimas narices de que todo el mundo le recuerde como “la estrella de Oriente que guió a los Reyes Magos”, por tanto, decide bajar a la tierra, tomar forma humana y convertirse en un astro agorero que vaticine catástrofes para recuperar su reputación de estrella feroz y malvada. 

Pero nada es tan fácil como parece. Los humanos le han perdido el respeto (también el miedo), no le hacen caso e incluso ¡le atacan con un paraguas sin que él haya hecho nada para merecerlo! Así que no le queda más remedio que buscarse una ayudante que pronostique sus catástrofes. Y, ¿quién mejor que Deneb?, una rubia explosiva que finge ser tonta pero que en realidad resulta ser muy pero que muy lista. Ella, supuestamente, le ayudará a recuperar su estatus homérico de “estrella malvada”.

Juntos recorrerán Madrid en Navidad, a la caza y captura de una desgracia que vaticinar… O al menos lo intentarán, porque la aparición de un sentimiento inesperado dará al traste con sus planes. Y es que es muy difícil ser una estrella malvada cuando se está enamorado. 

* * * 

Por mucho que varias de las novelas de Noelia Amarillo estén entre mis lecturas favoritas, confieso que me ha sorprendido esta pequeña novela. ¿Y sabéis por qué? Pues porque en pocas páginas, lo tiene todo: un poco de fría realidad (la vida de Deneb dista de ser perfecta, todo hay que decirlo), un poco de espíritu navideño, un poco (o más bien un mucho) de magia, también algo de esperanza, de amistad, de amor familiar, de risas (muchas risas, la verdad, me he partido de risa con algunas de las salidas de Sirius), de pasión, de romanticismo... Mucho amor y hasta algunas lagrimitas (por no decir un sofocón de órdago, porque reconozco que acabé llorando a moco tendido). Una historia preciosa, entrañable y divertida. 
Un protagonista excéntrico, un tanto divo, altanero y presuntuoso, que oculta un corazón noble y un espíritu curioso, solitario, tierno y dulce. En cierto modo, es un niño grande en un cuerpo (cuerpazo, para qué engañarnos) de adulto. A medida que se enamora de Deneb, es inevitable enamorarse de él.

Seguro que pocas veces vais a encontrar tantos alicientes en una lectura tan cortita. Si no la habéis leído, yo creo que estáis tardando. 

jueves, 12 de enero de 2017

Amante renacido (J.R.Ward)

Saga "La Hermandad de la Daga Negra" X.

Sigo avanzando con mi saga de vampiros favorita. Confieso que a priori no me entusiasmaba la historia de Tohrment, pero siempre ayuda que las historias del resto de personajes sigan girando alrededor de la del protagonista, complementándola y enriqueciéndola, y había otros muchos de quienes necesitaba con urgencia saber. Al final incluso me ha sorprendido, y para bien. 


SINOPSIS:

Desde la muerte de su shellan, Tohrment ha dejado de ser el valeroso líder vampiro que fue antaño. Físicamente demacrado y con el corazón roto después de su pérdida, ha sido devuelto a la Hermandad por un ángel caído. Ahora que ha de estar listo para la lucha, no siente el hambre de venganza de antes y no está preparado para la nueva tragedia que le espera.

Tohr ha empezado a ver a la mujer que amaba en sueños -atrapada en un lugar frío y aislado, muy lejos de la tranquilidad del Ocaso- y recupera la esperanza en salvar a aquella que una vez perdió. Pero sus ilusiones se ven truncadas por las palabras de Lassiter: ha de aprender a amar a otra persona para de este modo poder liberar a su antigua compañera. Tohr se da cuenta de que todos ellos se han condenado...

Solo que en ese momento una hembra con un pasado oscuro comienza a abrirse paso hacia él mientras se ve inmerso en una cruenta guerra contra los restrictores, y con un nuevo clan de vampiros que intenta por todos los medios ocupar el trono del Rey Ciego. Tohr deberá elegir entre enterrar el pasado o dejarse llevar hacia un ardiente y apasionado futuro, pero ¿podrá su corazón desprenderse del pasado y liberarlos así a todos ellos?

* * * 

La historia de Tohrment es dura, pero confieso que en más de una ocasión le hubiera dado un guantazo con la mano abierta. Asumo que no puedo entender el vacío de un vampiro al perder a su shellan, pero... en serio, mi tolerancia al drama es limitada, y el hombre se sobrepasa más de una vez y más de dos. Además, es innecesariamente cruel. Por fortuna, la autora lo obliga a redimirse por la vía rápida antes de que se eche a perder del todo...
Han sido muchas cosas las que me han sorprendido en esta historia: el drama personal de ambos protagonistas, que compiten entre sí por ver quién ha tenido una vida más perra..., la grave crisis en una de mis parejas favoritas, que por fortuna parece que al final escuchan mi plegaria y son capaces de darle la vuelta a la situación, la intensidad de los nuevos enemigos de la Hermandad, con Xcor a la cabeza... Este ha sido un descubrimiento como personaje, pues pasa de ser un palurdo neandertal con la brutalidad por bandera a mostrar algún indicio de inseguridades y sentimientos. Lassiter también es un personaje que me ha conquistado con su desparpajo y su irreverencia; me encanta. Y finalmente... ese sorprendente giro final en el que el drama llega a su punto culminante cuando todo encaja de pronto y te deja con la boca abierta. No puedo ni quiero decir más pero, creedme, merece la pena enfrentarse a las casi seiscientas páginas de la versión digital y algo más de setecientas en la versión papel solo para leer ese giro final. 
En cuanto a la protagonista, a veces me gustaba y otras no tanto. Es complicada, aunque desde luego, eso es de agradecer en un personaje. Me gusta su dignidad y la terquedad que muestra a veces. No me gusta su complejo de mártir. Pero claro, todo es parte del personaje, y es necesario para darle vida y sentido a su historia. Se merece una oportunidad. 
Y por supuesto, ya tengo listo el siguiente libro. Lo que viene ahora no me lo perdería por nada del mundo...
¡Feliz lectura!

martes, 3 de enero de 2017

The picture of Dorian Gray (Oscar Wilde)

Con el 2017 ya en puertas, terminé de leer este libro que había comprado un par de meses atrás, con la intención de continuar mejorando mi inglés. Es un libro enfocado a estudiantes de nivel B2.2 o First Certificate. Conocía la historia pero no estaba segura de haberlo leído antes, y lo cierto es que aún no sé si lo había leído o no. Supongo que es uno de esos clásicos que nos suenan a todos y que quizás alguna vez al menos hemos tenido entre las manos. 


SINOPSIS:
When the superbly handsome Dorian Gray sees his portrait he makes a terrible wish: that the portrait will grow older and that he will remain young forever. But what happens to the portrait that no one ever sees?
A brilliant and disturbing story of a man who is willing to sell his soul for eternal youth, while he pursues pleasure and passion.

* * * 

Aunque, como digo, tenía un vago recuerdo de la historia, eso no me ha impedido leerlo prácticamente en dos sentadas, porque engancha, y mucho. Es un relato sobre la inocencia corrompida, sobre lo peor que puede anidar en el corazón de un ser humano. Me han cautivado especialmente los primeros capítulos, en los que Dorian pasa de ser ese joven encantador y casi cándido, poco consciente de su belleza y su juventud, a ser un hombre obsesionado con esas mismas cualidades, enfermo de angustia. 
Tras la transformación su vida entra en un ritmo frenético y su alma empieza a corromperse a esa misma velocidad, creando en el lector una necesidad igualmente creciente de saber en qué acabará esa vorágine. Y para cuando quieres darte cuenta, estás en el final del libro. 
En cuanto al lenguaje, ya que es un libro orientado al aprendizaje (y yo lo había elegido precisamente para eso) me ha parecido muy adecuado, claro, comprensible, con algo de vocabulario nuevo para mí pero en general no excesivamente complejo. Una buena elección.