miércoles, 21 de noviembre de 2018

Érase un amor futuro (Anne Kelleher)

A pesar de que la portada me pareció bastante hortera y el título tampoco es que sea demasiado atractivo, este libro llamó mi atención por dos razones: la primera, obviamente era Time Travel, género que me encanta; y la segunda, estaba abandonado en una estantería del supermercado al ridículo precio de ¡UN EURO!



SINOPSIS:

Inglaterra, 1994. Tras la prematura muerte de su esposa, Richard Lambert viaja a las ruinas del castillo de Barland, la que fuera la casa de sus antepasados. Mientras explora una torre medieval, solo un pensamiento ocupa su cabeza: ojalá pudiera estar con su amada. Y mientras sube los peldaños, cae de la torre… a la época medieval.

Inglaterra, 1214. Richard se encuentra en el cuerpo de su sanguinario antepasado, Richard de Lambert, cercano a la muerte tras una batalla. La esposa de De Lambert lo cuida con desagrado hasta que recupera la salud… Pero con el tiempo, ve que ya no es el hombre cruel que conocía. Y cuando Richard la mira, sabe que le han dado una segunda oportunidad…

* * * 

En la mayoría de las historias de Time Travel que he leído, es la mujer la que viaja al pasado, así que ha sido una agradable sorpresa ver que en esta, es el hombre el que tiene que lidiar con un tiempo muy distinto en el que, además, por su género se espera de él un papel mucho más activo que de cualquiera de las féminas que aterrizan entre los brazos de un highlander, que al fin y al cabo pueden pasar más desapercibidas puesto que lo que se espera de ellas en esa época es poco menos que callarse y obedecer (de hecho, el problema  para ellas suele ser que como mujeres modernas que son no hacen ni lo uno ni lo otro, pero esa es otra cuestión). 
En este caso, Richard no tiene más remedio que ponerse las pilas y aprender no solo un idioma del que no sabe más que cuatro palabras, sino también a luchar como un guerrero y a dirigir un feudo en una época en la que el más mínimo error podía desencadenar una guerra o llevarlo a la hoguera. Y un hombre en el medievo tenía muchos más ojos puestos en él que una mujer, así que la presión en su caso es importante.
El Richard pasado era bruto, cruel, sanguinario y odioso. El nuevo Richard es radicalmente opuesto. Se tiene que obligar a sí mismo en ocasiones a mostrarse firme y tratar de intimidar porque la diferencia salta a la vista y lo mete en más de un problema. De todas formas, haber estado a las puertas de la muerte (del infierno, en el caso del malvado antiguo Richard) yo creo que justifica un cambio tan radical como este. Su sorprendida esposa, aunque no es la única en beneficiarse del cambio es quizás quien más lo nota y lo agradece, pues pasa de tener a un hombre atractivo pero odioso a descubrir un amor que parecía imposible en su vida.
Es una historia de segundas oportunidades que me ha gustado mucho. Un claro ejemplo de que a veces no hacen falta tramas retorcidas ni efectistas para hacer pasar un buen rato y sorprender al lector. 


jueves, 15 de noviembre de 2018

La Metamorfosis (Franz Kafka)

De un tiempo a esta parte me he propuesto releer algunos de los libros que leí por obligación en mis tiempos de estudiante. Recuerdo con vago desagrado casi todos, porque basta que traten de obligarme a algo para que yo lo aborrezca. Al final pensé que Kafka era una opción tan buena para empezar como cualquier otra, y el libro apenas supera las cien páginas, así que me decidí por La Metamorfosis.


SINOPSIS:

Al despertar Gregorio Samsa una mañana, tras un sueño intranquilo, encontróse en su cama convertido en un monstruoso insecto. Tal es el abrupto comienzo, que nos sitúa de raíz bajo unas reglas distintas, de LA METAMORFOSIS, sin duda alguna la obra de Franz Kafka (1883-1924) que ha alcanzado mayor celebridad. Escrito en 1912 y publicado en 1916, este relato es considerado una de las obras maestras de este siglo por sus innegables rasgos precursores y el caudal de ideas e interpretaciones que desde siempre ha suscitado.

* * *

Reconozco que me ha gustado más que la primera vez, probablemente porque no tengo que hacer un laborioso trabajo ni destripar en detalle sus entresijos para aprobar ninguna asignatura. Incluso he apreciado la seriedad casi ridícula con la que nos cuentan una historia absolutamente surrealista. Gregor Samsa se despierta convertido en bicho y su única preocupación es cómo se las va a apañar para no llegar más tarde a un trabajo que lo tiene casi esclavizado. Dice mucho del personaje. La reacción de la familia también es de estudio. Lógicamente les repulsa y le tienen cierto miedo, pero nadie hace ni el menor intento por buscar una solución a lo que le ha ocurrido. Son seres conformistas y dependientes que no saben hacer otra cosa que lamentarse de su mala suerte y llorar sus penas. 
En mi opinión la historia en sí es como una pesadilla, en la que detectas cosas extrañas que tu mente sabe que no son posibles, y tratas de convencerte a ti mismo de que debes de estar soñando. La manera en que Gregor trata de razonar sobre lo absurdo es casi cómica. Al menos yo, esta vez, le he encontrado su gracia. Probablemente porque, como ya he dicho, ningún examen me condicionaba a leerlo concienzudamente. A medida que su situación parece volverse irreversible, sus cambios de humor son más acusados. A veces se resigna y a veces se rebela.Se siente responsable de la situación de su familia y a la vez se vuelve caprichoso. Es interesante. Da que pensar, pero no deja de ser entretenido. Aunque eso sí, raro. 
Después de todo, ha sido una buena elección.


lunes, 12 de noviembre de 2018

Cuaderno de Bitácora (VI)

Aquí estoy otra vez con mi cuaderno de bitácora. La semana pasada me salté la entrada porque se me había complicado bastante y tampoco tenía gran cosa que decir. 



Esta semana al menos estoy satisfecha con lo que he hecho. El fin de semana tenía liadas varias, pero de lunes a viernes he conseguido escribir todos los días. No una gran cantidad de palabras, pero sí un mínimo razonable, que no es poco. La novela va ya bastante avanzada y estoy contenta con lo que voy consiguiendo.
Por otra parte, parece que el Bullet Journal me está siendo de bastante utilidad para mantener la constancia y la motivación. Me está quedando un cuaderno mono, muy creativo y muy completo. Si me animo igual hasta os lo enseño un poco más por dentro, jejeje...


Ya comenté hace algunas semanas que me había aficionado considerablemente a Instagram. Por cierto, si todavía no me seguís, no sé a qué esperáis, jejeje... Aquí os dejo mi perfil para que no tengáis que buscar, ni nada:  https://www.instagram.com/luciaherrero0
Bueno, a lo que iba. Pues una de las cosas que me ha dado esta nueva afición (Instagram, quiero decir) ha sido una renovada curiosidad por los clásicos. A base de ver preciosas fotos de nuevas y maravillosas ediciones, me han dado ganas de releer algunos de los libros que leí de jovencita, y de hacerme con otros que nunca llegué a leer. Tengo una interesante lista de pendientes de la que ha empezado a caer ya alguno, y en Navidad creo que voy a aprovechar para hacer acopio de más.
De entre los libros que ya leí he optado por releer en estos días La metamorfosis, de Kafka. Casi nada, ¿eh? En las antípodas de lo que me gusta leer normalmente. La verdad es que hace un porrón de años que lo tuve que leer en el instituto, y no tenía muy buen recuerdo, como no lo tengo de la mayoría de las lecturas que en aquella época leí por obligación. El ejemplar que tengo en casa está amarillento y garabateado con anotaciones para el posterior trabajo sobre el libro que tuve que hacer, pero me animó que eran pocas páginas. Lo he alternado con otra novela más acorde a mis gustos pero, como es cortito, en una semana me lo he ventilado en ratitos sueltos de camino al trabajo. Me ha gustado más que la primera vez, la verdad.

Y hasta aquí llegué esta semana. Espero seguir en racha de lectura y escritura y contaros más cosas la semana que viene. 
¡Nos leemos!

lunes, 5 de noviembre de 2018

Noelle's Golden Christmas (Tamie Dearen)

Tenía este libro desde las navidades pasadas, cuando me volví loca cogiendo novelas de temática navideña que encontraba gratis o a precios ridículos en Kindle. Tenía buena pinta y ahora que viene el frío, me apetecía ponerme con alguna de ellas.



SINOPSIS:

December isn't filled with the magic and joy for Noelle, just the looming dread she's about to lose something else dear to her. Will she ever be rid of her Christmas curse?



When she adopts an injured shelter dog, she discovers the love of her life... a Golden Retriever named Abby. Perhaps being single is God's plan for her, but at least she isn't alone.

Her meddling family, however, is convinced she needs a man in her life. They introduce her to two irresistible men who couldn't be more alike. Or more different. Both men sweep into her life, testing her faith, and stirring up desire and confusion in equal measure.

If she can just get through this humbug holiday without another heartache!

This sweet Christmas Romance tells the story of a believer, struggling to implement her faith in her everyday walk and battling fear to find the agape love that drives it away.


* * * 

El comienzo me pareció bastante prometedor, con una protagonista que odia la Navidad por una serie de desdichados sucesos que le acontecieron en esas fechas, por lo que está convencida de que tiene una especie de "maldición navideña". No soy una gran amante de los animales, pero un perro abandonado como desencadenante también me parecía que sería una buena baza. Al final Aby (la perrita) da menos juego de lo que yo había esperado, y la novela me ha provocado sentimientos encontrados.
Noelle es una chica atractiva que se siente un patito feo y va de víctima por la vida. Me ha puesto de los nervios casi toda la novela. Parece que el mundo gire a su alrededor, en un sentido un poco peculiar, porque se siente culpable absolutamente de todo. Quizás no me habría resultado tan irritante de no ser porque además es una persona creyente y practicante, que según ella misma dice, pone a Dios en el centro de su vida. Mentira. Que una persona católica y joven piense que todo lo que le pasa es un castigo de Dios incluso por algo tan nimio como un sentimiento o un pensamiento incontrolable que le ha durado tres segundos resulta casi absurdo. Como si Dios no tuviera cosas más importantes de las que ocuparse.
Está catalogada como "Romance cristiano", por lo que no es de extrañar que no haya mucho roce y apenas pasen de unos besos. Pero bien, encaja con la historia. Las diferencias entre los dos aspirantes a hombre de su vida me han parecido un poco caricaturescas. La ¿difícil? (¡ja!) elección ha conseguido mantener mi interés lo suficiente como para llegar al final del libro, aunque es obvio cuál de los dos es más compatible con ella. Lo demás son ganas de ejercer de salvadora (cosa que además, debería empezar por aplicar consigo misma).
En fin, que la historia es entretenida y tiene su toque de magia navideña y de ternura, aunque creo que la perrita está claramente desaprovechada y sobra un montón de culpabilidad y otro tanto de sermones. Probablemente no era mi tipo de novela navideña después de todo. 


jueves, 1 de noviembre de 2018

#LeoAutorasOct (IV)

Llegamos al final de octubre y con él a la última entrada de esta fantástica iniciativa que nos da la posibilidad de conocer a nuevas autoras y recomendar a nuestras favoritas. Aquí os dejo mis últimas recomendadas:

23-Raquel G. Estruch
"Un vestido a mi medida" es lo único que he leído de ella hasta ahora, pero me pareció una novela preciosa, que va mucho más allá del romance. Un libro imprescindible.
Reseña AQUÍ


24-May Blacksmith
Una autora emergente que me sorprendió muchísimo con "Compromiso con la Mafia", una historia ambientada en una época poco usual en la novela romántica que sin embargo me atrapó desde la primera página y me encantó. Merece la pena darle una oportunidad.

Reseña AQUÍ

25-Manuela Pigna
Otro gran descubrimiento para mí. Su novela "Entrenar contigo" me pareció una historia adorable, dulce, llena de sentimiento. La recomiendo encarecidamente si es que aún no la conocéis.


26-Isabel Keats
Una autora que hace tiempo ya que se cuenta entre mis favoritas. Sus novelas son divertidas, frescas, apasionadas y con un punto de locura que deja un fantástico sabor de boca. Las recomiendo todas, aunque una de las que más me han gustado fue "Me vuelves loco". Con unos personajes que a priori parecían como el agua y el aceite y estaban a cuál más pirado, me sorprendió al ir descubriendo en ellos debilidades que los hacían tremendamente humanos, fortalezas que los hacían únicos, y sentimientos que los hacían inolvidables. Me encantó.

Reseña AQUÍ

27-Marisa Sicilia
Aún tengo varias de sus novelas en mi lista de lecturas pendientes, pero las que he leído de ella no me han decepcionado en absoluto. Me quedo con "Tú en la sombra", que fue una gran sorpresa y la devoré en pocos días. Apasionante, adictiva e intensa. Me enamoró.


28-Amanda Quick
La descubrí por casualidad por un libro que me tocó en un encuentro de romántica, pero la verdad es que me gustó su estilo y la forma en que combina el romance y la aventura con un misterio lleno de interrogantes y de sorpresas. "El jardín de las mentiras" es una novela preciosa y merece ser recomendada.


29-Miranda Kellaway
Otra autora a la que solo conocía de referencias hasta que vi uno de sus libros a muy buen precio en una caseta y me decidí a llevármelo. Me alegro de haberle dado una oportunidad porque me gustó muchísimo. Es una historia del estilo de las que me llevaron a descubrir que la romántica era mi género favorito. Me gustó mucho la mezcla de suspense, romance, venganza y traición. Os animo a descubrirla si no lo habéis hecho aún.

Reseña AQUÍ

30-Anna García
Tengo la suerte de poder contar a Anna entre mis amigas, así que la recomiendo con especial cariño. Entre todas sus historias la que más me ha gustado hasta la fecha ha sido "Esta es nuestra historia", la segunda parte de "Hasta que te conocí". Si la primera me cautivó con sus personajes tan especiales, esta me robó el corazón con los sus errores, las pasiones y los miedos de esos mismos personajes a los que ya adoraba.


31-Olivia Ardey
Como ya se acerca la época navideña, aprovecho para recomendar también una dulce historia de Olivia Ardey, de esas que traen un pedacito de navidad aunque todavía falte tiempo. "Doce campanadas y un beso" es una historia dulce, tierna y entrañable que se lee en un suspiro. Os animo a descubrirla.


Y hasta aquí han llegado mis recomendaciones del #LeoAutorasOct. Espero que os hayan servido de ayuda y que al menos os hayáis quedado con algún nombre, de forma que, si no os habéis decidido todavía, en un futuro, cuando os encontréis con alguno de los libros que os he comentado, os acordéis de esta entrada y tal vez os animéis a leerlo.
Y por supuesto, entonces espero que vengáis y me contéis qué os pareció.
¡Nos leemos!