jueves, 29 de abril de 2021

La casa de los principios (Ana González Duque)

En uno de los grupos de facebook para escritoras en los que participo propusieron para este mes una lectura conjunta, y cuando vi que la novela elegida era esta, ni me lo pensé. Hace un tiempo que sigo a Ana González Duque y soy superfan de su podcast, así que me apetecía mucho leer algo de ella (de ficción, porque de no ficción ya he leído un par de cosas).


SINOPSIS:
Sara Flavín siente que su vida se ha quedado en suspenso. Trabaja en algo que no le gusta. Su relación de pareja quedó truncada por un accidente. Y su padre —alto ejecutivo de una empresa— la maneja como si aún tuviera seis años.

Pero un fin de semana, su progenitor la envía a valorar la antigua casa de su abuela, cerrada desde que ella falleció. Y descubre que La Casa de los Principios no está vacía en absoluto y que los excéntricos residentes —una bibliotecaria jubilada con fama de bruja, una niña que colecciona palabras raras y un hombre tan guapo que parece salido de un cuadro— son encantadores.

Obligada por las circunstancias a permanecer en la zona, Sara decide indagar en la historia de los habitantes de la casa sin prever que tal vez descubra cosas de su propia historia.

Una novela corta feelgood para iluminar tu corazón.

* * *

Sara es una mujer que se arrastra por la vida tras un episodio traumático del que no es capaz de recuperarse. Su padre, un  hombre autoritario, despótico y un tanto insensible, al menos en apariencia, no la ayuda demasiado. Además, su autoestima, que nunca fue demasiado boyante, está bajo mínimos. Cuando su padre la envía a la antigua casa de su difunta abuela para valorarla y fotografiarla para ponerla a la venta, no es capaz de negarse. Pero allí la espera una sorpresa, porque la casa no está vacía ni abandonada. A causa de un percance inesperado, Sara se ve obligada a pasar unos días con sus pintorescos habitantes, y eso la cambiará para siempre.

Me ha encantado la forma en que, con apenas unas pinceladas, la autora nos muestra el corazón destrozado de Sara, que sortea los ataques de ansiedad como si anduviera por un campo de minas y se pasea por el límite de una profunda depresión. Su llegada a La casa de los principios y el encuentro con Amelia, Tomás e Irene es, más que un soplo de aire fresco, una bofetada de irrealidad. Porque Sara no necesita más realidad dura, fría e hiriente. Necesita sueños y esperanzas, y es lo que encuentra en la sencilla casita y en un grupo de desconocidos que la reciben con los brazos abiertos y que no dejan de sorprenderla.

Los personajes me han enamorado, por su punto de locura, por su fuerza y porque son supervivientes y luchadores. Desde Amelia, que, a pesar de su edad, o quizás precisamente por ella, cree en la magia y la hace suya, hasta Tomás, un hombre hecho a sí mismo, honesto, trabajador y con un atractivo que va mucho más allá del físico, pasando por la pequeña Irene, tan lista, tan original y tan vital, a pesar de que la vida ya le ha dado algún que otro palo importante.

A pesar de ser una novela pausada, en la que no pasan grandes cosas, tiene un ritmo constante y agradable, perfecto para descubrir y disfrutar los pequeños detalles de la vida, como un atardecer, el sabor de un café o una comida sencilla, una charla amigable, o la naturaleza sin más adornos que su propia belleza. Es un soplo de buen rollo que nos invita a mirar más allá y a valorar lo que tenemos, que a  menudo es mucho más de lo que creemos necesitar. Entre escenas dulces y llenas de sentimientos tropezamos de vez en cuando con algunas otras francamente divertidas, e incluso un poco surrealistas, que nos mantienen la sonrisa en la boca. También hay algún que otro susto y alguna sorpresa, como el giro final, que al menos a mí me ha encantado porque confieso que no tenía ni idea de cómo se iba a resolver el entuerto llegados a ese punto. 


No le puedo poner ninguna pega. Ni siquiera que se me ha hecho corta (y eso que, al leerla en una lectura conjunta he tenido que contenerme para cumplir el ritmo estipulado y no terminarla en una tarde). Tiene la extensión perfecta para contar lo que necesita, con las palabras justas y las emociones precisas, y unos personajes de los que no queda más remedio que enamorarse. Y los guiños a La historia interminable de Michael Ende son un plus para alguien que, como yo, adora ese libro (pero esa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión 😉).

Si os gustan las novelas feelgood, no os la podéis perder. Y si aún no habéis descubierto el género, puede ser la ocasión perfecta para darle una oportunidad. 

¿Os llama la atención? ¿La habéis leído? Os leo.

15 comentarios:

  1. Te ha gustado tanto que no puedo evitar añadirlo a mi wishlist *-*
    Me lo apuntaré para cuando me apetezcan historias más pausadas. Además, no he leído nada sobre el género feel good (o eso creo), así que es la excusa perfecta :P
    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes tanto como yo. Ya me contarás. ¡Besos!

      Eliminar
  2. ¡Hola! La verdad es que no es un género que suela llamarme la atención. Me gusta lo que comentas sobre cómo tiene la extensión perfecta, sin que le sobren o le falten páginas, así que me la apunto.

    ¡Nos leemos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo bueno de una novela breve es que le puedes dar una oportunidad en cualquier momento y leerla en una tarde. Si al final no te convence del todo, no te habrá hecho perder mucho tiempo. Aun así estoy segura de que puedes disfrutar de su lectura. Ya me contarás. ¡Besos!

      Eliminar
  3. hola
    no es lo que suelo leer pero me lo llevo apuntadito porque me has dejado con ganas de mas... a ver si cae en breve
    Gracias por la reseña
    Besotessssssssss

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me acabas de descubrir el tema de las novelas feel good y me llevo el libro apuntado porque con lo que nos has contado me ha llamado bastante la atención JAJA.

    Muchas gracias por la reseña, ¡un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Espero que te guste. Me alegro de haber despertado tu curiosidad. ¡Besos!

      Eliminar
  5. ¡Holaaa! Esta novela está anotadísima, porque es Ana y no necesito más <3
    No sabía de qué iba y como solo me muevo por portadas, no tenía ni idea de que fuera feel good pero es un género (o subgénero, no sé XD) que me encanta :)
    Muchísimas gracias por la opinión ;)
    ¡Besos 🖤 desde Tiempo Libro!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué bien que te decidas a darle una oportunidad! A mí me ha parecido una historia preciosa y muy esperanzadora. Espero que la disfrutes al menos tanto como yo. ¡Besos!

      Eliminar
  6. Hola!! me gusta lo que mencionas de que a pesar de no tener tanto desarrollo, uno puede disfrutar de los detalles de la vida que se describen en el libro, eso me gusta.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! A mí me gusta alternar diferentes tipos de novelas, largas, cortas, densas, ligeras... Esta como bien dices no tiene tanto desarrollo porque es una historia corta, pero parte de su belleza está en el detalle. Un abrazo.

      Eliminar
  7. Hola,
    No conocía la novela, pero no descarto darle una oportunidad en el futuro, por lo que me la anoto y ya veremos que pasa más adelante.
    Besos desde Promesas de Amor, nos leemos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Tal vez en algún momento encuentres la ocasión propicia para leerla. Espero que te animes entonces. ¡Besos!

      Eliminar
  8. Hola.
    Este libro no lo conocía pero me lo llevo apuntado para el futuro. Me gusta lo que cuentas de el y es probable que disfrute mucho.
    Nos leemos.

    ResponderEliminar